Seguramente muchas mujeres se preguntaran de donde esa mini obsesión de los hombres por las glándulas mamarias (las tetas vamos…). Incluso habrá algún que otro hombre que también se lo pregunte.

Pues bien, la respuesta es muy sencilla. Las tetas de las mujeres atraen porque genéticamente están hechas para eso, para atraer a los hombres. Sí, lo que estoy diciendo no es ningún disparate, sino más bien una verdad que muchos desconocen.

Para que lo entiendan mejor hay que viajar unos cuantos años en el pasado, más o menos en la época donde los hombres y las mujeres todavía no eran hombres y mujeres sino más bien “monos” y “monas” (los famosos homínidos). Cuando los homínidos empezaron a andar erguidos también apareció la reproducción frontal, pero esto no atraía tanto al homínido macho tan acostumbrado e ilusionado con ver el trasero de la homínida durante la reproducción. Las monas fueron “captando las indirectas” y en consecuencia evolucionaron o mejor dicho solo se reproducían las que empezaron a tener algo más abultadas las mamas, simulando en la parte frontal un “trasero” (la famosa ley de Darwin).

También podemos destacar que el monillo (el homínido bebé) prolongaba durante años su periodo de lactancia y quedaba enmadrado de por vida. Una vez alcanzaba la madurez física el destete le producía un gran vacío afectivo que llenaba arrimándose a otra mona (de ahí que nos resulte tan difícil la adolescencia, pues una vez pasada la infancia y separados de la teta materna se nos hace eterno el periodo que nos separa de la siguiente teta; Freud lo explica mejor en las teorías del apego).

Pero sin duda alguna la prueba definitiva es que: “Si las mamas de la hembra humana sirvieran verdaderamente a la lactancia de la criatura y no al encalabrinamiento del macho, se parecerían a las del resto de las monas, y no obstruirían con su prominencia de globo, las naricillas del lactante (lo que a menudo ocurren en la especia humana)”. Citando entre comillas un fragmento de Homo erectus de Juan Eslava Galán.

Protagonista de: Sin TETAS no hay paraiso

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: