Cómo se les da nombre a los huracanes

Cómo se nombran los huracanes

¿Cómo se les da nombre a los huracanes? Los metereólogos tratan de ser lo más precisos posible prediciendo el clima, incluyendo cuando vendrán nuevos huracanes y su intensidad. Es difícil que acierten con exactitud, pero la Organización Metereológica Mundial, con quienes se comunican los servicios meteorológicos de cada país, ya tiene preparadas con antelación 6 listas con los nombres que se les darán a los huracanes en todo el mundo. Cada lista es para cada uno de los próximos 6 años. Hay 21 nombres en cada una de ellas, en orden alfabético y alternando nombres masculinos con femeninos. También hay listas separadas tanto para los que ocurrirán en el Atlántico como en el Pacífico.

Cuando un huracán tiene proporciones grandemente destructivas se le da un nombre aparte de los que figuran en la lista, ya que como todos los nombres tienen tal vez la posibilidad de repetirse después de 6 años lo mejor es darle un nombre más distintivo. Si en un año llegara a haber más de 21 huracanes a partir del 22 se comienzan a bautizar con las letras del alfabeto griego, empezando con Alfa.

A quien y cuando se le ocurrió la idea de bautizar a los huracanes

La idea de poner nombre a los huracanes se le ocurrió al metereólogo australiano Clement Lindley Wragge, a fines del siglo XIX, aunque antes no se hacía o se les recordaba según el santo del día.

Wrage comenzó nombrando primero a los que ocurrían en Australia para identificarlos mejor históricamente. Empezó utilizando las letras del alfabeto griego, luego se pasó a personajes mitológicos, después nombres de mujeres y más tarde de personajes de la política. Después en todo el mundo se empezó a adoptar la costumbre.

En Estados Unidos se decidió durante la Segunda Guerra Mundial bautizar a los huracanes con nombres en honor a las esposas, madres e hijas de los pilotos americanos (de hecho ellos mismos los nombraban) y se decidió oficialmente en el Comité Internacional que siempre los huracanes llevarían nombres femeninos.

No fue sino hasta los años 70as que a los grupos feministas se les ocurrió preguntar la razón de ello y la respuesta que les dieron generó protestas: que los huracanes podian ser tan peligrosos y destructivos como las mujeres (en realidad comenzaron en los años 40 a bautizarse así en honor a ellas, pero cambió a un sentido machista... aunque tal vez desde siempre lo hubo en el fondo). Hasta finales de los años 70 se decidió que se alternarían tanto nombres masculinos como femeninos y en orden alfabético.

Para qué se bautiza a los huracanes

Si no se les pusiera nombre se distinguirían según la fecha y el lugar donde ocurrieron, así como por su intensidad. ¿Sería más fácil históricamente recordarlos así? Ya que un nombre puede ser indistinto a cualquier huracán, pero la idea de identificarlos así facilita la comunicación, sobre todo con el público.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: