Lérida: ruta románica de “La Vall de Boí”

Lérida es la única provincia de Cataluña que no tiene el privilegio de tener playas, sin embargo la naturaleza ha dotado a este sitio de hermosos lugares en las montañas para los amantes de los paseos y excursiones. “La Vall de Boí” son un conjunto de valles cuyo río principal es el Noguera.

De entre las muchas excursiones que pueden programarse para visitar este bonito lugar, una de las más interesantes es la de seguir la ruta que te lleva a visitar las diferentes iglesias románicas del Valle: “Assupció de Coll”,”Santa María de Cardet”,”Sant Feliu de Barruera”,”La Natividad de Durro”, “Sant Quirc de Durró”,”Santa Eulalia de Erill la Vall”.”Sant Climent de Taüll”,”Santa María de Taüll” y “Sant Joan de Boí”.

Durante los S. XI y S.XII se construyeron estas iglesias que aun siguen conservándose a pesar del paso de los años. Las iglesias pueden visitarse por dentro por un precio significativo destinado a su conservación. Algunas mantienen murales pintados en sus paredes interiores.Casi todos los edificios tienen la misma estética románica, con una basílica y una torre de varias plantas con campanario, en el exterior se encuentra el campo santo.

Assumpció de Coll: situada en el pueblo de Coll, desde su cima se puede ver el pueblo vecino de Barruera. Lo más destacado de esta iglesia es que se utilizaron materiales diferentes a los de las otras iglesias de la Vall para su construcción. En su interior se conserva una pila bautismal y otra de agua bendita.

Santa Maria de Cardet: en la aldea de Cardet, con un embalse que lleva el mismo nombre. Esta iglesia es la única que tiene construida una cripta en su interior debido a la profundidad en la montaña.

Sant Feliu de Barruera: en la localidad de Barruera, entrada al extenso Valle. Esta iglesia es una de las más conservadas del Valle y ya ha sido remodelada varias veces.

La Natividad de Durro y Sant Quirc de Durro: Durro es un pueblo que tiene la peculiaridad arquitectónica de que todas sus casas tienen tejados de pizarra. Sant Quirc es una ermita en la montaña y la Natividad es una iglesia de dimensiones más grandes y un gran campanario.

Santa Eulalia de Erill la Vall: está situada en la localidad de Erill la Vall. Posee uno de los campanarios más llamativos de todas las iglesias románicas del Valle.

Sant Climent de Taüll y Santa Maria de Taüll: en el pueblo de Taüll,donde en invierno podemos disfrutar de una bonita pista de esquí. Una de las iglesias está al principio del pueblo y la otra se sitúa justo en el centro.

Sant Joan de Boí: en la aldea de Boí, lo que más destaca de esta iglesia es la cantidad de pinturas murales que conservan en su interior. Todos los pueblos están muy cerca y hay caminos para excursionistas que desean hacer la ruta a pie, aunque para los más cómodos también es posible acceder fácilmente en coche.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: