Los Leprechauns

Un Leprechaun, es una especie de duende o un ser feérico, que es el ser que tiene una naturaleza dual, está formado por una parte material y por una espiritual; es del género masculino y tiene su residencia en Irlanda

A los Leprechauns, les gustaba tomar la apariencia de hombre viejo para de esta manera hacer mejor sus travesuras y disfrutar de ellas. La leyenda cuenta que eran ricos, porque eran los encargados de vigilar las vasijas llenas de oro. También la leyenda dice que cuando alguien fija la mirada en un Leprechaun, este no desaparece pero si deja de hacerlo es cuando desaparece. 

Cuentos protagonizados por los Leprechauns

Sobre estos personajes hay miles de historias. Una de ellas, cuenta como un viajero se encuentra en un bosque siguiendo el suave ruido de un martillo. En el momento en el que descubre al Leprechaun, este se muestra amable con él, hasta que el viajero le pide que le diga dónde se encuentra el oro que guarda. Es entonces, cuando el Leprechaun, se pilla una rabieta considerable, niega saber algo del oro y se pone a señalar un árbol imaginario que está a punto de caer al suelo, o se pone a hacer lo primero que le viene a la cabeza con el fin de distraer al viajero. Cuando el  viajero le quitaba la mirada, el Lechaun, desaparecía. Si le fallaba ese truco tenía otros recursos, como el de volverse tremendamente generoso y tratar de comprar su libertad entregándole una bolsa llena de oro. 

Otro cuento que se ha contado durante muchas generaciones en Irlanda, es el del granjero y el Leprechaun. Un granjero había capturado a un duende y le preguntó por el oro, El Leprechaun, solo quería verse libre, por lo que le contó que estaba escondido debajo de un arbusto. Sin soltarlo, el granjero fue al lugar que le había indicado el duende, pero allí no encontró nada, solo había arbustos iguales al que le había indicado el Leprechaun, el granjero ató a un árbol al duende y fue a su casa a buscar una pala para cavar. El duende le pidió que lo liberara al ver que el granjero ya no necesitaba sus servicios. El granjerro lo liberó  pero le hizo prometer que no tocaría el arbusto no haría ninguna pillería. El duende le dijo que aceptaba, pero en un momento en el que el granjero se fue, el Leprechaun se liberó del árbol y colocó cientos de calcetines de color rojo junto a todos los arbustos. 

Los Leprechauns tenían un corazón enorme solo disfrutaban haciendo travesuras. 

 

 

 

 

Los Leprechauns

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: