Imagen Leo Messi

Leo Messi acaba de ganar su cuarto Balón de Oro consecutivo. Un premio más que merecido, para un jugador que ha marcado 50 goles en la pasada Liga, y 91 durante el año 2012.

 

Leo Messi, ambicioso e inconformista, declaraba poco después de recibir su cuarto Balón de Oro: "Prefiero los premios grupales a los individuales", afirmando que el 2012 no había sido su mejor año. Esta afirmación dejó atónitos a los periodistas presentes, pues, después de recibir tan preciado trofeo, que le otorga el título de mejor jugador del mundo, y después de una temporada con más de 50 goles marcados en la Liga, parece que no se puede ya aspirar a más en el mundo del fútbol.

Pero Leo Messi se refiere, sin duda, a esos premios grupales que declara preferir frente a los individuales, porque no logró los títulos que perseguía con el Barça. Pero, sin duda, el Barça, con Pep Guardiola dirigiendo el equipo, desde 2008 a 2012, ha vivido la mejor etapa de su historia al hacerse con 14 títulos de los 18 posibles. Y Leo Messi ha contribuido decisivamente con sus estadísticas goleadoras.

Este año, al recoger su cuarto Balón de Oro, a Leo Messi se le veía más nervioso, más sensible y emocionado, tras ser padre este pasado año de su primer hijo, Thiago, nacido en Barcelona. Para su familia, sus padres y amigos, tuvo palabras de agradecimiento: "Quiero agradecer a mi familia, a mis amigos, pero, muy especialmente, a mi mujer y a mi hijo, que es lo más lindo que me dio Dios".

El discurso de Leo Messi fue breve, pero muy emotivo. Con tan sólo 25 años, con su gran pasión por el fútbol, y su carácter luchador y ambicioso, muchos se preguntan hasta dónde puede llegar la imparable carrera deportiva de este argentino que se quedó en Barcelona y, según la FIFA, es el mejor jugador del mundo.

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: