La actriz Carmen Ruíz Moragas, mantuvo una larga relación con el rey Alfonso XIII, de la cual nació Leandro y su hermana María Teresa, actualmente fallecida. Leandro, desde los 10 años, estudió con una financiación de una cuenta que dejó su padre en Suiza, a través de un tutor, el Conde le los Andes. Durante mucho tiempo, las relaciones con la casa real eran las correctas, pero parece ser que sobre 1990 le pareció a Don Leandro que se estaban deteriorando, por lo que decidió que toda España supiera de su existencia. Publicó, con la ayuda de un periodista, el libro de memorias "El bastardo real: memorias del hijo no reconocido de Alfonso XIII. Y presentó ante el Juez del registro    civil de Madrid, un reconocimiento de paternidad.

 

fotografia

La sentencia en 2003, le dió la razón ante las pruebas presentadas y respaldó sus deseos de ser reconocido, por lo que en su acta de nacimiento se hizo constar que su nombre desde entonces es el de Borbón Ruíz, con todos los derechos y sin ser necesarias las pruebas de ADN.

 

fotografia

Las aventuras de Alfonso XIII eran del dominio público y conocida la existencia de hijos fuera de su matrimonio. Su relación con la actriz Carmen Ruíz Moragas, nacida en Málaga, no fue una aventura más, dado que nacieron dos hijos y la relación fue muy duradera, hasta que el rey se vió obligado a exiliarse. Carmen era una actriz de mucho renombre y de gran belleza. Llegó a ser primera actriz del Teatro Español y dominaba además el francés y el inglés.

 

fotografia

fotografia

Por recomendación de sus padres y para acallar los rumores de su relación con el rey, se casó con un torero méxicano de mucha fama, del que se separó meses después. Tal vez por haberse enterado de la relación que sostenía Carmen con el rey, pues se dice que en México este torero era objeto de burlas sobre esta relación.

 

fotografia

Carmen Ruíz Moragas murió muy jóven, con solo 38 años en 1936, víctima de un cáncer, poco antes que estallara la Guerra Civil Española, pero su relaión con Alfonso XIII se había interrumpido cinco años antes, cuando el rey se tuvo que marchar al exílio. Leandro se enteró de quien era su padre al terminar la guerra, cuando recibió la visita de Rafael Castell, administrador de la casa de Alba. El Conde de los Andes, albacea de Alfonso XIII, pidió a dicho administrador, por no hacerlo el directamente que les atendiera y en aquella visita les entregó 9.000 pesetas.

 

fotografia

De esta forma se enteraron Leandro y su hermana de quien era su padre y que antes de marchar al exílio. abrió una cuanta en un banco suizo, para garantizar el futuro económico de los hijos que tuvo con Carmen Ruíz Moragas. Aunque el rey Alfonso XIII fue muy dado a las aventuras amorosas y reconocidas infidelidades, nunca se separó de la Reina Victoria Eugenia, hasta que falleció en 1941, la que supo comprender y perdonar todas sus andanzas.

fotografia

Años mas tarde esta cuenta de Suiza se repartió entre los hermanos, y en este reparto acudió una tercera hija de otra relación del rey, Alfonsa Miláns. por lo que se hicieron tres partes, y quedó zanjado este depósito del rey. Según testimonio del propio Leandro, tiene conocimiento de dos hijos mas, Roger Balarín, y una niña, hija de una institutriz, pero estas informaciones no se sabe si son certeras ni fiables.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: