Abundan hoy en día las Escuelas de Derecho y elegir la mejor opción se vuelve impresindible. Una Escuela de Derecho no es cualquier Escuela, sino que se requiere de gran temple y determinación para ser abogado o bien, para seguir una especialización.


La mejor Escuela de Derecho es aquella que tiene un balance perfecto entre rigor académico y una posición de prestigio en cuanto a los dadores de empleo. De nada sirve una Universidad si es totalmente ajena a lo que demandan los empleadores y de nada sirve una Universidad que está totalmente abocada a lo que marcan los dadores de empleo y enfatiza una formación utilitarista y materialista más allá de las formulaciones humanistas que son intrínsecas al trabajo de los abogados.

Un LLM (Master of Laws) o un LLD (Doctor of Laws) requieren de conocimientos serios que sean trascendentes y realmente contribuyan a la mejora y enaltecimiento de la labor como juristas.


Si quieres ser abogado, ¡te aseguro que tendrás años de mucho estudio, quizá tengas que sacrificar tu vida social, pero las satisfacciones personales que a largo plazo te deja contribuir a la justicia son infinitas! ¡Piénsalo bien! ¿Estás dispuesto a pertenecer a esa casta sacerdotal de juristas que se bate por la justicia y el Estado de Derecho?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: