Evitar el derroche y conseguir los mejores resultados sin gastar de más cuando hacemos el lavado de la ropa. Existen trucos y consejos de lavado en su versión más económica. Trucos rápidos y fáciles de seguir para sacarle partido a la colada de la ropa.

Como lavar la ropa sin gastar demasiado

Si seguimos un proceso de lavado de ropa inteligente, lograremos ahorrar: en producto, sin gastar más de lo necesario, en agua y energía, aprovechando la carga y programa de lavado adecuados, en tiempo, para deshacernos de las manchas a la primera. Existen algunos truquitos para ponerlo más fácil.

Lee los símbolos de lavado de ropa

Hay que aprender a leer las etiquetas de lavado de cada prenda, lo básico: temperatura, lavado a máquina, lavado a mano, lavado en seco .El fabricante especifica la temperaturas en grados recomendada, y así se sabrá si se debe utilizar agua fría o caliente.

Es aconsejable lavar con agua fría las prendas más delicadas para que no encojan ni pierdan color.

Ahorrar detergente en el lavado de la ropa

No es necesario utilizar más detergente del que indica el envase, ya que no lava mejor y puede dejar residuos. Con los nuevos detergentes líquidos y concentrados se obtendrá mejores resultados con menos producto, gracias a la fórmula con un 50% más concentrada. Mayor poder en cada gota en una botella más pequeña

Se sabrá exactamente la cantidad recomendada utilizando los dosificadores que vienen en el interior del envase. Se introduce directamente en el tambor y así se aprovecha todo el poder limpiador del detergente.

Un lavado de ropa bien clasificado

Separar la ropa según los colores, la suciedad y el tipo de tejido:

  • Por color (blanco y colores claros de los más oscuros).
  • Según la suciedad de la ropa.
  • Por tipo de tejido (lana, algodón, sintético, mezcla, etc.).
  • Separa también las prendas delicadas. Meter las prendas delicadas en un saquito para que no se estropeen al lavarlas.

Lavado de ropa sin malos olores

Los olores de la lavadora pueden deberse a la acumulación de bacterias y otras sustancias incrustantes. Se pueden evitar realizando lavados de mantenimiento regulares con agua caliente cada 4-6 semanas. Se recomienda un lavado entre 60°C -90°C, sin ropa y usando un detergente con lejía.

Dejar abierta la puerta de la lavadora entre cada lavado para ayudar a que la lavadora se seque y reducir así la acumulación de malos olores.

Lavado de ropa sin manchas

Recordar que es más fácil eliminar cualquier tipo de mancha si no se deja que se resequen. Un par de trucos para manchas menos comunes:

  • Manchas de óxido: espolvorear sal y aplicar zumo de limón. Dejarlo actuar toda la noche, lavar la prenda con normalidad
  • Manchas de esmalte de uñas: usar quitaesmalte (excepto en tejidos sintéticos). Después, lavar siguiendo las instrucciones de la etiqueta.
  • Eliminar las manchas difíciles con detergentes quitamanchas. Tienen una máxima eficacia contra manchas frescas y resecas a la primera incluso en tejidos delicados como lana o seda.

Lavar la ropa con cuidado

  • Vaciar los bolsillos y abrochar los botones antes de meter las prendas en la lavadora. Se evitará que queden sueltos y estropeen la lavadora.
  • Las cremalleras o cierres se mantendrán perfectos durante más tiempo si al lavar las prendas los cierras por completo.No sobrecargar la lavadora.
  • Un exceso de carga puede hacer que la ropa no quede limpia, en cambio poner en marcha la lavadora con poca ropa hace malgastar agua y energía de forma innecesaria. Prestar siempre atención a las instrucciones del fabricante de la lavadora.
  • Dejar un espacio de un palmo entre la parte superior del tambor y la colada.

Tender la ropa

Sacar la ropa de la lavadora lo antes posible terminado el lavado para que no se arrugue o adquiera mal olor. Si se puede, colgar la ropa en un lugar aireado. A ser posible, dejar que la ropa blanca se seque al sol, y a la sombra la ropa de color.

No dejar eternamente la ropa colgada, se reseca y cuesta más plancharla luego.

Lavar la ropa respetando el medio ambiente

Ahorrar energía contribuyendo al cuidado del medio ambiente. El 80% de la energía que se utiliza en los lavados se consume en calentar el agua. Si se reduce la temperatura de lavado, se consumirá menos energía, se cuidará más el medio ambiente y se ahorrará dinero. Si se utiliza un buen detergente, se evita el gasto de agua y energía eliminando las manchas a la primera. No será necesario poner dos veces la lavadora.

Lavar ropa blanca de forma impecable

Con el paso del tiempo, los tejidos blancos amarillean o se tornan grisáceos, en especial si no se lavan a la temperatura adecuada. Utilizar detergentes con efectos blanqueadores, porque con su fórmula mejorada acaba con las manchas a la primera en las prendas blancas. El poder del blanqueador del detergente es igual que el de la lejía pero sin estropear la ropa.

Lavar la ropa

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: