Látex: medidas de prevención

El LÁTEX de caucho es un producto fabricado a partir de un fluido lechoso que se extrae del árbol Hevea Brasiliensis. Por sus características de gran elasticidad y flexibilidad se ha utilizado en la fabricación de una amplia gama de productos, algunos de los cuales los podemos encontrar en los centros sanitarios.

El uso frecuente de guantes de látex como medida de protección general de agentes como la sangre o algunos productos químicos ha provocado un aumento importante de los casos de sensibilización en los derivados de goma.

En la actualidad no se conoce cuál es cantidad de látex capaz de producir sensibilización o una reacción alérgica, pero el aumento en la frecuencia de la exposición aumenta el riesgo. La mayoría de reacciones alérgicas al látex son principalmente causadas por algunas proteínas que lo componen.

El látex también puede pasar al aire ya que la proteína causante de la alergia puede adherirse al talco que se utiliza para lubricar los guantes. En consecuencia, las vías de entrada al organismo que producen la sensibilidad al látex son la dérmica y la inhalatoria.

En el ámbito sanitario, el látex puede encontrarse principalmente en: guantes, sondas , tubos (fonendoscopios, brazaletes de tensión, etc) y drenajes, sistemas de infusión endovenosa con conexiones de goma, cintas elásticas, tapones de medicación, mascarillas y otros materiales elásticos.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Sustitución del látex (siempre que sea posible) por otro material alternativo: vinilo, silicona, neopreno, nitrilo, butilo, etc. o escoger los de proteína reducida y sin polvo (que son menos reactivos).

El alérgico al látex tendrá que evitar el contacto directo con productos que lo contengan así como en las zonas donde pueda haber polvo y no estén debidamente ventiladas.

Las PERSONAS ALÉRGICAS al látex pueden serlo también a algunos alimentos, especialmente a los plátanos, aguacates, kiwis, castañas, etc.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: