La utilización del láser en cirugía supone un tratamiento alternativo a las técnicas quirúrgicas tradicionales para tratar el crecimiento benigno de la próstata, o hiperplasia benigna de próstata.

 

El agrandamiento de la grándula prostática dificulta la salida de la orina, lo que se traduce en una molesta necesidad de orinar con frecuencia, principalmente por la noche, y en urgencia urinaria diurna. Esta patología es muy común en los hombres a partir de los 50 años, y, en algunos casos, requiere cirugía.

Pero las técnicas quirúrgicas tradicionales, que precisan ingreso hospitalario de varios días, y un período de recuperación post-operatorio, no suponen la mejor opción en algunos casos.

Frente a estas técnicas quirúrgicas tradicionales, la utilización del láser en cirugía supone una valiosa alternativa, por tratarse de una técnica quirúrgica menos invasiva y con muchas ventajas frente a la cirugía tradicional.

La tecnología con láser LMR se está utilizando con éxito en la actualidad para tratar la hiperplasia benigna de próstata.

Las ventajas que ofrece la tecnología Láser LMR frente a las técnicas tradicionales, son, básicamente:

- Rapida recuperación del paciente.

- Ingreso hospitalario mínimo (12/24 horas).

- Ausencia de sangrado.

- Inexistencia casi total de problemas de incontinencia e impotencia.

Según las características clínicas de cada paciente, y el tamaño de la próstata, se utilizan distintos tipos de láser, por lo que se puede hablar de cirugía personalizada.

A pesar de tratarse de una patología benigna, la hiperplasia de próstata afecta negativamente a la calidad de vida de los pacientes, principalmente por la frecuencia y la urgencia urinaria, que son los principales síntomas de esta patología, y los que llevan a los pacientes a la primera consulta, provocando, en algunos casos, que el descanso nocturno se vea interrumpido, aparte de limitar de forma importante las actividades de la vida cotidiana.

Con este tratamiento innovador, el paciente gana en calidad de vida, a través de una técnica no invasiva, que permite una pronta recuperación.

Con la utilización del láser, la cirugía ha avanzado hacia técnicas menos agresivas para tratar diversas patologías. La tecnología Láser LMR es la mejor opción para tratar un problema muy común que produce síntomas muy molestos, y que, en muchos casos, requiere cirugía.

Los avances tecnológicos en medicina aumentan nuestra calidad de vida. De entre ellos, la utilización del láser en cirugía es uno de los más importantes, por las ventajas que ofrece frente a las técnicas quirúrgicas tradicionales.

Con el láser, la tecnología se pone al servicio de la ciencia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: