LAS VOCES DEL OLVIDO

FORTINES DE COLMENAR DEL ARROYO

logo radio 21

 

Corría el año 1938, dos años de una guerra cruel hacían mella en un pueblo de español que cada vez veía más lejos el final de esta contienda, esta locura, este sinsentido que llevó a la barbarie humana hasta sus más insospechados límites, cuando en mitad de este infierno, se seguían reforzando las defensas del frente de Guadarrama, el cual, en su extensión llegó hasta Colmenar del Arroyo.

En primera instancia, el ejercito republicano proyectó la construcción de dos bunkers ( o fortines, como se conoce hoy en día.), por manos de voluntarios, aunque finalmente solo se erigió uno. Ésta construcción , de forma circular y muy bien protegida por los cuatro puntos cardinales, ya no solo por su emplazamiento, sino por su gran cantidad de troneras alrededor de éste, tanto para fusilería como para armas como las ametralladoras ligeras o pesadas aguantó las sacudidas del ejército nacional, hasta que fue finalmente tomado y en consecuencia controlado por estos.

Pero aparte de la historia, los hechos, la pura estrategia en tiempos de guerra donde la vida de un hombre vale lo que se tarda en sustituirla por otro para defender el puesto o la plaza, tenemos, precisamente eso, las historias de esos hombres y mujeres, un drama personal que solo ellos y sus familiares y seres queridos conocieron, ya fuesen de un bando o de otro, hombre o mujer, muchas de esas voces, muchos de esos pensamientos, muchas de esas vidas, fueron calladas de manera repentina, y no en pocas ocasiones parecen haber quedado atrapadas en el tiempo, o en otra dimensión, y utilizando los medios adecuados, parecen querer contarnos, decirnos algo que les quedó pendiente, o simplemente dejar latente la necesidad de comunicarse con nosotros.

El equipo de investigación de Misterios en la Noche, movidos como siempre por intentar dar una explicación a lo imposible, al escuchar historias de voces que se escuchan donde no hay nadie, o esa sombra que atraviesa los pasillos fríos y húmedos de esta construcción cargada de una energía en la que la muerte era el pan de cada día durante la guerra civil, se ha querido trasladar hasta esta localidad tan cercana para nosotros, y más en concreto a estos fortines.

Al llegar al lugar sacamos nuestros equipos de los coches, grabadoras analógicas y digitales, así como cámaras de video analógicas y digitales, micrófonos de alta sensibilidad, jaulas de faraday y cámaras anecóicas, así como un detector de frecuencias electromagnéticas ambiental.

Hecho el despliegue de medios, nos introducimos en el bunker, y al instante una sensación de toda esa energía acumulada durante la contienda nos invade. Colocamos nuestros equipos de grabación y encendemos nuestros equipos de medida de frecuencia electromagnética, y para nuestra sorpresa, descubrimos que en un punto en concreto de la construcción hay una señal que se disipa a los pocos metros, varias posibilidades, aguas subterráneas, línea de teléfono próxima, cruce de líneas magnéticas, o allí estaba pasando algo desconocido…

Ponemos en marcha nuestras grabadoras e iniciamos los cuestionarios pertinentes, una vez realizado el experimento, y después de varias horas de trabajo regresamos a la soledad de nuestros estudios para analizar los sonidos recogidos por nuestras grabadoras

En la primera grabación y ya saliendo del bunker, grabando nuestras voces, comentando como ha ido el día, una voz, como queriendo decirnos algo antes de que nos vallamos, se superpone a las nuestras en medio de la grabación.

“ME MATARON JUANJO” Nos dijo aquella voz de una manera entre fugaz y desesperada, era una voz de mujer, que identificaríamos en posteriores grabaciones, hay que decir, que allí no había ninguna mujer entre el equipo de investigación, pero lo más escalofriante de esta inclusión parafónica es que uno de los investigadores se llama JUANJO.

bunqueres colmenar del arroyo

Fdo: Rafael Álvarez Melendo

www.misteriosenlanoche.net

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: