Te abrazaré muy fuerte.

Te envolveré en un mar dulce de ternura.

Te abrigaré con un manto hecho de soles.

Te cuidaré como El principito a su rosa.

Te estrecharé en abrazos llenos de lunas.

Acariciaré tu pelo y tus mejillas.

Recorreré los secretos de tu maravilla.

Me extasiaré ante tus ojos anhelantes.

Contemplaré tu belleza femenina.

Te regalaré muñequitos adolescentes.

Te esperaré en las calles escondidas.

Te buscaré cuando más me necesites.

Tapizaré de cielo tus mañanas.

Promesas del amor.

Ilusiones del dar.

Vocación de amarnos para siempre.

Siempre, Siempre.

Esta inconmensurabilidad vertiginosa.

Esta inquietud que no se calma.

¿Cómo consumar el amor pleno?

Cómo ser a la vez tiempo y destino.

Quedarme en vos y que te quedes.

Ir de la mano por algún camino.

Promesas de amor

Que alimentan su fuego.

Plenitud de presente, vocación de futuro.

Esta eterna ansia de ternuras.

Esta necesidad irrenunciable de estar contigo.

Las promesas del amor y sus lenguajes:

Te quiero, te quiero.

Siempre te amaré.

Siempre estaré.

Siempre a tu lado.

Para toda la vida.

Te haré feliz.

Te abrazaré.

Te besaré.

Te entregaré mis soles,

Mi cielo,

Mis alegrías,

Mis penas,

Mi fuerza,

Mi hombría,

Mi vida.

Amarte hasta lo indecible.

Este amor que no tendrá renuncia.

Te miro, te mimo, te cuido.

Soy feliz y nunca alcanza.

Este amor que es vocación de bien.

Esta sensación ansiosa de que (aún) podría amarte mejor.

Yo te prometo que siempre te amaré.

Yo te prometo el cielo y la dicha.

Yo te prometo caricias suaves a la luz de la luna.

Yo soy estas promesas de amarte con locura.

El tiempo se ha detenido.

Encantamiento del mundo (…)

Son las promesas del amor.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: