Otra de las penurias que sufren los jubilados en Perú es la relativa a la Salud.

En principio hay que señalar que el problema de la salud incluye la situación de los médicos, y demás personal de salud así como  los centros hospitalarios,la administración hospitalaria, su organización, sus órganos de control,etc.

En lo mínimo dada una situación de molestias y síntomas claros de enfermedad los jubilados se ven cercados por la ineficiencia.

Las peticiones de citas urgentes por teléfono no se atienden porque el teléfono bendito o no está funcionando o no hay citas sobre todo las de especialidad.

Si se usa el internet via  página web las peticiones  son respondidas por un Clásico Su Pedido será atendido en 48 horas.

El correo electrónico contiene un chiste como respuesta, la cita médica se concede para 20 días después del día de pedido.

Si se acude al mismo Hospital con suerte se concede la cita para  el mismo día, recibiendo más de las veces una transferencia para especialidad, y con ello una entrada a un Cuello de botella, porque las citas son contadas y se derivan por lo menos para un mes.

La enfermedad requiere atención médica, tratamiento, medicinas , equipamiento adecuado, etc.

Apurados por la cantidad de pacientes existentes, la atención médica deja mucho que desear.Ni que decir de los demás elementos de un Servicio integral de Salud.

El Gobierno coloca maquetas o inaugura pomposas obras de infraestructura, anuncia planes de salud para todos, etc. sin embargo lo que hace en la práctica es incrementar la problemática no sólo de los asegurados ya existentes sinó de los nuevos asegurados a los que promete el oro y el moro , sin base alguna.

La necesidad  de organización de los interesados, sobre todo los pacientes resulta clara y contundente.

Lo anterior para tratar de cambiar la realidad de la Salud, o mejor dicho dicho el Cuadro crítico de Atención a los enfermos.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: