El matrimonio

Muchos de nosotros podemos pensar que la clave de un matrimonio para toda la vida son las cenas románticas al atardecer, los detalles sorpresas, recordar a la pareja cada día cuánto la queremos... pero la estadística da otras recomendaciones: los tres puntos básicos de un matrimonio duradero es casarse tarde, con alguien de la misma raza y tener hijos.

Estas son las conclusiones de un estudio que ha realizado el Centro de Control de Enfermedades (CDC, en inglés), una agencia del gobierno de Estados Unidos. Estadísticamente, las personas casadas viven más tiempo y sufren menos dolencias físicas y psíquicas.

Aunque el nombre de la agencia puede confundir, no es que el matrimonio sea una enfermedad; al contrario, numerosas investigaciones demuestran que las personas casadas viven más tiempo y sufren menos dolencias físicas y mentales que los que evitan decir el "sí, quiero".

El secreto de un matrimonio duradero, por tanto, no es sólo  cuestión de felicidad, sino de algo tan básico como la supervivencia.

El CDC elaboró un análisis de una encuesta de 2002 realizada a más de 12.500 estadounidenses, una muestra considerada representativa de todo el país. Lo primero que descubrió fue que la madurez de los novios, o al menos su edad, eleva las probabilidades de que el matrimonio dure. De hecho, un 78% de los matrimonios duran al menos 5 años en EEUU.

Un 75 por ciento de los que subieron al altar después de los 26 años seguían casados 10 años después, comparado con el aproximadamente 50 por ciento de los que se unieron cuando eran adolescentes.

La descendencia también ayuda, ya que casi un 80 por ciento de los hombres y mujeres que tuvieron su primer hijo más de ocho meses tras casarse seguían juntos diez años después.

En comparación, menos del 40 por ciento de las parejas que no tuvieron su primer hijo durante su matrimonio llegaron a celebrar su décimo aniversario de casados.

Otro factor importante en Estados Unidos son las características raciales, según el estudio.

Cuestión racial

Un 65 por ciento de las parejas que comparten la misma raza seguían casados tras una década, comparado con el 54 por ciento entre los de razas diferentes.

El estudio también analiza el tema de si es mejor o no vivir juntos antes del matrimonio. Encuentra una ligera desventaja en la convivencia previa a la boda, pero el resultado está dentro de su margen de error.

En todo caso, sí concluye que es más probable que sobreviva la relación de las personas que se casan que la de los individuos que simplemente conviven.

Un 78 por ciento de los matrimonios duran como mínimo cinco años en Estados Unidos, frente al 30 por ciento de las convivencias.

Lo paradójico de estos arreglos se debe, en parte, a que la mitad de las personas que comparten casa acaban casándose en tres años, según el estudio.

El matrimonio duradero

matrimonio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: