Thailandia

LADYBOYS

Este es el concepto que se utiliza para denominar a las transexuales en THAILANDIA, donde muchos hombres sueñan con convertirse en una mujer. En este país se habla de LADYBOYS (mitad mujer y mitad hombre) como del tercer género, ya que no es ni hombre, ni mujer por completo, hasta que finalmente se operan. Pero muchos no llegan a dar este paso, muchas veces por la falta económica, debido al coste que supone la operación. En su idioma, el tailandés, el concepto por el que se conoce a estas personas es KATHOEY.

En la actualidad, las LADYBOYS O TAHOEY cuentan con una gran presencia en CONCURSOS DE BELLEZA y pases de MODA, donde han salido también algunas ganadoras de los premios. Ellas se someten a un proceso de aprendizaje que incluye la forma de peinarse, maquillarse, cómo vestirse y la manera de andar para convertirse en un modo más femenin. 

THAILANDIA es el país que acoge en Bangkok, capital y la ciudad más poblada de este país asiático, una gran afluencia turística de personas que se interesan por este tema del tercer género y no regresan a sus hogares sin haber visitado algún club, pub o bar donde trabajan todas las noches las LAYDBOYS. Es, por decirlo de alguna forma, una de las mayores atracciones turísticas de Bangkok. Pero, 

¿QUÉ SON EN REALIDAD LAS LADYBOYS O KATHOEY?

Pues personas nacidas hombre y, sin embargo, ya durante su temprana infancia se dan cuenta que son mujeres atrapadas en un cuerpo masculino. Son las conocidas transexuales. Como en Thailandia se pueden comprar los anticonceptivos sin receta y contienen hormonas femeninas, muchos comienzan a tomarlas libremente para consumir estas hormonas. De este modo, su cuerpo se va transformando a tiempo, lo cual facilita el proceso hasta concluirlo. Dicho proceso, según aconsejan los especialistas, debe comenzarse antes de cumplir los veintidós años, porque a partir de esta edad, los rasgos masculinos son demasiado desarrollados como para conseguir un resultado óptimo.

THAILANDIA es un país con una mentalidad bastante abierta a este tema. Cuenta con cirujanos profesionales que poseen mucho conocimiento, práctica y experiencia en el campo de la VAGINOPLASTIA y la TRANSFORMACIÓN DE SEXO. Además, el coste es también más accesible que en otros países. Por tanto, se ve un incremento considerable en el turismo transexual que acude a estos cirujanos para operarse. Es decir, personas de todas partes del mundo programan ya sus vacaciones para realizar su transformación quirúrgica en Thailandia, debido a los resultados positivos que ofrece este país. La medicina se encuentra ya en un estado bastante avanzado, incluso en Asia.

Uno de los médicos más renombrados en este campo es el DR SUPORN que posee su propia clínica, a la que acuden cada vez más pacientes para someterse al tratamiento. El mismo ideó una técnica avanzada para la transformación que deja al hombre convertido perfectamente en mujer sin que se note que no siempre fue así. Además, asegura buenos cuidados post operatorios. La reconvalescencia dura aproximadamente unos seis meses, durante la cual las pacientes deberán colaborar para asegurar el éxito y evitar volver al quirófano una segunda vez. Esta colaboración se basa en realizar unos ejercicios vaginales dos veces al día para evitar que ésta se cierre nuevamente. Sus pacientes, una vez acabada la operación y todo el tratamiento que conlleva, pueden tener relaciones íntimas normales como cualquier mujer con todas las consecuencias. Los resultados son prácticamente perfectos.

En Thailandia, a pesar de existir el avance quirúrgico y la mentalidad abierta, la jurisdicción aun no incluye las leyes pertinentes para las personas que cambian de sexo. Es decir, las personas que nacen varones pero se someten a la trasnformación, no podrán cambiar el género en su documento de identidad, donde siempre seguirá diciendo que son varones. Tal vez esto algún día cambie.

En el portal de la clínica del Dr. Suporn (supornclinic.com) hay más información detallada acerca del tratamiento y las cirugías.

Las LADYBOYS forman parte de la cultura moderna de Thailandia, luchan por encontrar su lugar en el mundo y, algunas de ellas, gozan ya con cierto éxito profesional y personal en el mundo, encontrando la felicidad que tanto anhelan. Lo único que desean es ser consideradas como una persona, igual que todas las demás, ser aceptadas como lo que son y sentirse integradas en la sociedad, para poder llevar y desarrollar su vida.

Thailandia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: