Lac Retba: El lago rosa

Los lagos se forman en depresiones topográficas creadas por una variedad de procesos geológicos tales como movimientos tectónicos, movimientos de masa, vulcanismo, formación de barras, acción de glaciares e incluso impactos de meteoritos. También existen lagos creados artificialmente por la construcción de una presa.

El lago que presentaré a continuación no tiene nada de artificial, pero sí de sorprendente. Se trata del lago rosa, o mejor conocido como Lac Retba, que se encuentra al norte de la península senegalesa de Cabo Verde, al noreste del país africano. Este lago se encuentra entre varias pequeñas aldeas y en medio de un bosque de boababs. Es un lago que mide de área 3 kilómetros cuadrados y con una profundidad de 3 metros, sus aguas son cálidas y con un alto nivel de salinidad caliente.

Lac Retba: El lago rosa

Lo sorprendente de este lago es su color rosado, sobre todo en las estaciones secas. Su color se debe a un alga llamada Dunaliella salina que fabrica un pigmento rojo para absorber la luz del sol, y a sus minerales de roca conocidos como el feldespato, que producen un efecto rosa-brillante. Dependiendo de la hora del día y de la posición del sol, el color del lago puede pasar de rosa a rojo.

El Lac Retba tiene un alto nivel de salinidad del 40%, una vez y media más que el mar Muerto, por lo que las personas pueden flotar con facilidad. Este patrimonio natural cuenta con numerosos campamentos y albergues alrededor del lago para los turistas que acuden para ver esta maravilla de la naturaleza.

Lac Retba: El lago rosa

En torno al lago se encuentran pequeñas explotaciones extractivas de sal desde los años 70. Este es el principal ingreso para los habitantes de la zona que se dedican a rascar el fondo de este lago y a transportarlo por barcas hasta la costa. Los trabajadores de la salina pueden pasar hasta 7 horas trabajando dentro del agua, por lo que se aplican en la piel una manteca elaborada con nueces del árbol africano Karité, para evitar los daños de un agua tan irritante a largo plazo.

Los hombres se sumergen con el agua hasta el pecho, y con la ayuda de bastones, rompen la sal depositada en el fondo, luego la recogen con palas y la depositan en piraguas con capacidad hasta de una tonelada. Luego las mujeres descargan las piraguas y acumulan la sal en el borde del lago para secarla y blanquearla al sol.

Para terminar los hombres salen a las costas a vender esta sal; las famosas salinas de la costa. Anualmente se extraen 25 mil toneladas de sal, misma que es destinada a las conservas de pescado o a la exportación.

Lac Retba: El lago rosa

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: