1. Artigoo.com
  2. »
  3. Salud y Medicina
  4. »
  5. Salud
  6. »
  7. La Vitamina K

La Vitamina K

Aunque no es muy conocida, la vitamina K es una vitamina real y de gran importancia para la salud humana. Es mayormente reconoci­da por su papel en prevenir el sangramiento. En realidad la "K" proviene de la palabra alemana "Koagulation". La vitamina K es un término genéri­co para muchas diferentes formas de vi­taminas. La más importante forma natur­al es la vitamina K1 o Phylloquinone (aka phytonadione) y la vitamina K2, la cual pertenece a una familia de sustan­cias llamadas menaquinones. También existe la vitamina K3 o menadione, que es una sustancia sintética.

 

La vitamina K es conocida por sus muchas reacciones biológicas. La más importante es cuando realiza la síntesis de varios factores que intervienen en la coagulación de la sangre.

Además juega un papel significativo en la mineralización de los huesos y por tanto en el mantenimiento de los huesos para que se preserven y en el sanamiento de fracturas. Estudios preliminares sugieren que la vitamina K es beneficiosa en la prevención y tratamiento de la Osteoporosis post-menopausia. También se ha descu­bierto el papel que juega en el tratamiento y prevención del cáncer.

Su deficiencia no es común ya que se puede encontrar en muchos productos alimenticios, además las bacterias que conviven en nuestro sistema digestivo sintetizan la mayor parte de la vitamina K que necesitamos.

Pero a pesar de esto, se pueden encontrar casos de deficiencias como en personas que padecen de problemas de absorción, aquellos que requieren nutrirse a través de las venas (de forma intravenosa), los que se encuentran en prolongados tratamientos o terapias con antibióticos de forma oral, los que practi­can dietas muy bajas en calorías, per­sonas que toman ciertos medicamentos, como cholestyramine (que se utiliza para reducir los niveles de colesterol), los que consumen aceite mineral, anticonvulsivantes como Dilantin, Fenobarbital, y algunos antibióticos como las cefalosporinas.

Los síntomas de deficiencia de la vi­tamina K pueden ser moratones en la piel, lógicamente que no sean provoca­dos por golpes, magulladuras, etc.

Beneficios:

1- Es beneficioso en el tratamiento del cáncer y tumores.

2- Protege en contra de la Osteoporosis. Aunque en altas dosis puede ser tóxi­co.

Evidencias:

1- Beneficios en el tratamiento del cáncer: La vitamina K, especialmente la vitamina K3 se ha demostrado en estu­dios hechos en laboratorio que inhibe una gran cantidad de tumores en vitro. Estos tipos de tumores son: el del seno, ovarios, colon, estómago, riñones y pul­mones. Su acción es comparable a la de muchos agentes quimoterapéuticos que son altamente tóxicos. Se han realizado muchos estudios al respecto y se ha reportado que combinado con la vitami­na A, B6, C, D, ácido fólico, B12, y los minerales calcio y selenio es de gran beneficio en la prevención del cáncer.

2- Protege en contra de la Osteoporosis: Un estudio japonés reportó que en tres mujeres que padecían de Osteoporosis post-menopausia al consumir 100 microgramos diarios de vitamina K. su pérdida de calcio se redujo de un 18 a 50 porciento. En un estudio más reciente hecho en Londres, se reportó que 16 personas mayores que padecían de Osteoporosis y fracturas presentaban bajos niveles de vitamina K en su sangre. Además es muy conocido su importante papel en la calci­ficación de los huesos. Los estudios han demostrado que es muy beneficioso en prevenir la Osteoporosis y las fracturas.

Una nota interesante es que el tratamien­to en muchas mujeres que padecen de infecciones en la vejiga, son tratadas regularmente con antibióticos y esto las sitúa en el grupo de personas con el ries­go de desarrollar una deficiencia de la vitamina K.

Dosis superiores a 500 microgramos diarios pueden causar reacciones alérgi­cas como irritaciones en la piel, picazón. Puede causar además problemas en el hígado. Algunas personas que se les administra la vitamina K a través de inyecciones intramusculares pueden desarrollar seleroderma o endurecimiento de la piel después de varios meses de ser administrada, en la zona donde fue inyectada.

Dosis recomendadas

El RDA establecido hasta el momento de la vitamina K para hombres es de 80 microgramos diarios. Para mujeres es de 65 microgramos diarios. Para aquellas personas que están en riesgo de su deficiencia se recomienda un consumo diario mayor, aproximadamente de 50 a 100 microgramos.

Fuentes naturales

Se puede encontrar en vegetales y en productos lácteos. En realidad, alimentos que contengan la bacteria loctabacillus como el yogurt son particularmente importantes ya que esta bacteria añadida a nuestros intestinos produce la vitamina K. La vitamina K1 se puede encontrar en algunos suplementos de micronutrientes. La vitamina K3 o menadione se utiliza por los doctores para tratar serias defi­ciencias de vitamina K.

Personas que toman el coagulante sanguíneo llamado Coumadin no deberían consumir vitamina K, a no ser que sea aprobado por su médico.

La suplementación de esta vitamina se obtiene de forma muy efectiva al ingerir alimentos como vegetales verdes, sin embargo, debido a que ayuda a la coagulación de la sangre es usado en casos de hemorragias por vía endovenosa, por lo que se puede decir que su princi­pal uso es en la reducción del excesivo flujo menstrual.

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Aún no hay ningún comentario. Se el primero en comentar este goo

Deja tu comentario:

Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.