La vida se me escapa entre las manos, tengo poco tiempo de vida, tan joven, apenas cuarenta años y un cáncer de estómago que me carcome las entrañas y acaba con mis ilusiones..., postrado en esta fría cama de hospital me pongo a recordar cómo viví hasta ahora...todo tan rápido, sin detenerme a "oler las rosas", siempre con mi celular en mano y beeper al cinto, siempre corriendo de un lugar a otro y haciendo muchas cosas a la vez sin disfrutar realmente nada de lo que hacía, sin tener tiempo para platicar conmigo mismo..., mucho menos con los demás, siempre dueño del control remoto sin ver nunca un sólo programa y sin poner atención a lo que me decían, siempre asumiendo que ya sabía lo que iban a decirme y equivocándome más de la mitad de las veces... Manejando o tratando de controlarlo todo sin tener el mínimo autocontrol. "¡Qué padre vida!" algún día alguien comentó. ¡Cuánta ignorancia encerraba esa frase! Vida sólo hay una, por eso es que hay que vivirla y no permitir que se nos vaya como agua al río, porque no regresa y no sabemos si mañana tendremos siquiera la oportunidad de despertar...

Guillermo Lora Santos.

abril 2001.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: