Yo solia tener el habito de beber de 2 a 3 latas de refresco todos los dias . Este por supuesto es un hábito terrible, para alguien que quiere estar delgado y saludable, eventualmente lo eliminé
totalmente de mi dieta. Pero, ¿sabes que?, rápidamente
cambié a otra opción diabólica, el refresco de dieta. Y tengo que
admitir que me volví adicta a el.

Todos mis refrescos favoritos, también venían en variedades
de dieta, y pensé, como ya había eliminado toda el azúcar y las
calorías extras de los refrescos normales, al beber refresco
de dieta, podría tomar un par de refrescos al día y estar mucho
mejor.

Bien, comencé a perder grasa después de hacer el cambio,
debido a la disminución diaria en las calorías y el azúcar.
Pero realmente me volví adicto a los endulzantes artificiales
que tiene esta cosa. Después de unos cuantos meses, tomaba un refresco de dieta junto con cada comida y bocadillo.

Cuando salía a comer, rellenaba mi vaso todas las veces que podía, probablemente bebía alrededor de 2 a 2.6 litros todos los
días, asi que Comencé a acumular grasa otra vez.

Entonces, empeze  a investigar los endulzantes artificiales y algunos de los estudios a largo
plazo que se han llevado a cabo. Bien, algunos de los
resultados que leí con respecto a qué le pasa a estas cosas después de que entran a tu cuerpo, literalmente me asustaron y me hicieron dejar de beber refresco de dieta inmediatamente.

Aparte de eso, un estudio reciente de 8 años mostró, que
aquellas personas que ingieren 2 latas al día de esta cosa
tienen un 57% más de probabilidades de volverse obesos. ¿Por
qué se sube de peso con algo que tiene 0 calorías?

En este punto las razones exactas no son concluyentes, pero una de las principales preocupaciones es la falsa sensación de
seguridad que puede dar el hábito de beber refresco de dieta.
En otras palabras, tenderás a bajar la guardia con tu dieta
porque sientes que estás haciendo algo al respecto bebiendo el
refresco de dieta.

Otro problema es que cuando algo que no sea agua llega a tu
estómago, tienes un incremento en tu respuesta de hambre...
por lo que si tomas un refresco de dieta en lugar de agua, hay una gran probabilidad de que vayas a comer algo junto con él.

En pocas palabras, el refresco de dieta es otro de estos
"productos de dieta" que están cargados de productos
químicos dañinos que tu cuerpo no quiere o necesita. En la
mayoría de los casos, estos solo promueven un método yo-yo de dieta... intentar perder grasa por medio de soluciones a corto
plazo que usualmente solo magnifican el problema.

El secreto de obtener una salud y buena condición física de
por vida comienza con la mentalidad adecuada... cuando la
posees, deshacerte de malos hábitos como el refresco de dieta se vuelve una consecuencia natural de la manera en la que eliges comer... y vivir.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: