Uno de los monumentos más reconocibles de toda Lisboa es, sin duda, la Torre de Belém. En esta obra maestra del estilo manuelino, que se comenzó a construir en 1514, se conjugan todos los elementos clave de este estilo arquitectónico. Su construcción estaba encuadrada en un plan de defensa de la ciudad, junto a las fortalezas del otro lado del río Tajo.

El plan de defensa de la ciudad de Lisboa en el siglo XVI estaba compuesto por la construcción de dos fortalezas, las de Trafaría y de Cascáis, y la de la Torre de Belém, a partir de los planos del arquitecto Francisco de Arruda. Desde su finalización, este lugar se ha convertido en uno de los puntos más representativos de la ciudad, presente en miles de estampas de Lisboa.

El fuerte de la Torre de Belém se construyó sobre un zócalo basáltico situado a 200 metros de la orilla derecha del río. A pesar de que, a día de hoy, la torre ha pasado a estar completamente en tierra, en aquellas fechas los trabajos de cimentación sólo podían hacerse en los momentos de bajamar. La construcción de la torre duró 6 años, pero la espera mereció la pena. Desde el primer momento fue una de las obras más bellas de todo Portugal, distinción que ha mantenido hasta el presente.

En la Torre de Belém se dan cita todos los más clásicos elementos manuelinos. En la fachada norte, los cordones, la representación de esferas armilares, los motivos marinos y los arcos de medio punto, se combinan con las imágenes de San Miguel y San Vicente. Hay, además, una cabeza de rinoceronte bajo la garita noroeste. De esta se dice que representa a uno con el que fue obsequiado el rey.

Las fachadas sur, este y oeste continúan con su decoración manuelina, con unas bellísimas galerías caladas y esferas. La puerta de acceso, por su parte, es de medio punto y se llega a ella tras cruzar un puente levadizo. Puede verse el escudo de armas del rey Manuel I flanqueado por dos esferas armiñadas. En el interior, en la casamata, se puede apreciar el grupo de bóvedas de ojiva y arcos de medio punto. En los muros de la torre, se abren 18 cañoneras que cubren todos los puntos de vista.

La torre cuenta con cinco plantas de altura. En la primera está la llamada Sala del Gobernador, en el acceso a la terraza, y en la segunda nos encontramos con el Salón de los Reyes, que cuenta con un fantástico ventanal.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: