En los medios de comunicación diariamente aparecen noticias y artículos de todo tipo  sobre el clima de la tierra, el efecto invernadero, el calentamiento global con su secuela de foros, congresos de todo tipo, convenios acordados y no cumplidos, intentos de nuevos acuerdos, etc.

Los impulsores de esta campaña fijan su atención en el clima de la tierra, incluyendo factores atmosféricos, los de la corteza terrestre y algo de los que se refieren al mar, los polos, y otros factores.También tocan muy a la ligera los datos del espacio , la inmensidad que nos acompaña y de la que la mayoría sólo apreciamos el sol, las estrellas en cielo despejado y algún otro fenómeno que esporádicamente se presenta..

El conocimiento alcanzado en miles de años es corto, incipiente y sólo alcanza las esferas que muy someramente se han reseñado líneas arriba.

La Teoría del dedo. se refiere a un hecho muy concreto, muy sencillo. Un cuerpo al contacto con el fuego, la candela, o como quiera llamarse, se calienta.Aquí se toma como referencia el dedo que se acerca a la candela y el efecto que todos conocemos.

Igualmente, un cuerpo al contacto con algo frío o helado se enfría o se hiela.La tierra si atraviesa una zona espacial fría se va a enfriar, y si hace lo propio en una zona espacial helada se va a congelar.

De lo anterior surge la idea de las estaciones climáticas espaciales, que Dochanlu hace referencia en sus artículos :naves con uso múltiple de energía, retorno de la nave telúrica, partes uno y dos así como Teletransportación y el de Clave Secreta.

Está sobre el tapete prepararse no sólo en función de un calentamiento global (verano espacial), sinó para otras estaciones climáticas espaciales que tentativamente se pueden denominar invierno espacial, otoño espacial y primavera espacial.

Como el cuerpo inicialmente considerado fue un dedo, se titula esta teoría como la Teoría del dedo.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: