La Paloma con las alas cortadas

Hay esperanza cuando se pierde algo muy preciado como la libertad, como en este relato de la paloma con las alas cortadas.

Al abrir la puerta que conduce al patio de mi casa vi que mi perro acosaba a un ave arrinconándola contra unas maderas. Hice a un lado al perro dándome cuenta que se trataba de una paloma que aleteaba desesperada tratando de huir del can; pude tomarla entre  mis manos y me di cuenta que era "La Paloma con las alas cortadas",  le habían cortado las plumas más largas de sus alas por lo cual no podía volar. Sentí tanta pena por la avecilla como cólera por la persona que hizo aquella barbarie.

Las palomas son unas aves libres que se contentan con la vida que la naturaleza les ha ofrecido. Parecen gozar intensamente con los más mínimos detalles de su pequeña vida:

  • El posarse sobre los techos polvorientos de las casas, sobre los postes de energía eléctrica y teléfono en mi barrio, planear sobre los techos, esquivando hábilmente los obstáculos. Batir las alas alegremente durante el vuelo.
  • Recoger migajas de pan o recibir el alimento de las personas en algunos parques. 
  • A veces paradas sobre alguna cornisa, pareciera que conversaran sobre algunas anécdotas de cuando eran polluelos, memorias de pavoneo o baile frente a alguna nueva y joven palomita, ronroneando como gato, hinchando su buche y bailando alrededor de la hembra, haciéndole la corte.
  • El chapotear el agua que encuentran en algunas fuentes de plazas (o en baldes bien llenos que siempre deja mi esposa a propósito) dándose un buen baño y otras secándose al sol echadas en la tierra del jardín.

Para  algunas  personas  la  paloma  es  un  animal  que  come  de  todo  y  ensucia  los  lugares  en  donde  se  posa,  hasta le  dicen  "la rata  con  alas".  Para otras personas  --entre las que me incluyo-- representa la LIBERTAD, LA PAZ LA PUREZA; la Biblia narra que el Espíritu Santo bajó en forma de paloma y se posó en Jesús en su bautismo; por lo tanto esta paloma necesitaba recuperar su estatus. Entonces decidimos alojarla en casa hasta que le vuelvan a crecer las plumas de las alas.  Algunos vecinos al ver a la paloma con las alas cortadas en nuestra casa nos decían --¿Están criando palomas?, eso es de mala suerte, eso trae pobreza. --Sólo está alojada hasta que pueda volar --contestábamos--,  --Luego la soltaremos.

La paloma con las alas cortadas comía de mi mano, aprendió a contestarnos cuando la llamábamos y se acercaba para recibir su alimento, le pusimos por nombre "Cucurrú"; durante ese tiempo fue una alegría para todos en casa ver a la paloma, cómo caminaba por los rincones de la casa --al principio nos picoteaba la mano y nos daba golpes con sus alas cortadas--. Luego aprendió algunas cosas, cuando movía mi cabeza y le decía "cucurrú" se me acercaba contestando igual e hinchando su buche y daba una o dos vueltas. Después me entere por Internet que esa es la forma como el macho corteja a la hembra y mis hijos se reían de buena gana diciéndome   --Papá el palomo te estaba cortejando.

la paloma con las alas cortadas

Esta es en la vida real la paloma con las alas cortadas "Cucurrú" cuando ya le crecieron las alas.

Después de 50 días y mucha paciencia le crecieron las alas y la soltamos, nos dio mucha alegría verla volar tan alto nuevamente; anduvo volando cerca de nuestra casa como despidiéndose hasta que se fue, al comienzo nos dio mucha pena y actualmente siempre nos visita acompañado de otras palomas. 

La paloma con las alas cortadas, cuando la encontré, estaba muy desilusionada por el menosprecio y la maldad de la persona que le había cortado la alegría de vivir... Nadie está libre de un accidente, de una enfermedad, un asalto o un secuestro; nadie está libre de perder una de las extremidades y de la noche a la mañana no poder caminar bien, no poder agarrar las cosas, no poder acariciar, o peor aun que alguien te quite tus sueños, tus ilusiones; es como cortarle las alas a una paloma. Pero recuerda que siempre habrá alguien --como nosotros hicimos con la palomita-- que te ayudará a superar cualquier problema o dificultad, a recuperar tu libertad y la alegría de vivir.

NOTA: Este relato LA PALOMA CON LAS ALAS CORTADAS, no es un cuento inventado ni una ficción, ocurrió en la vida real.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: