“La obesidad es la principal causa evitable de cáncer entre los no fumadores del mundo occidental”, señala The Times, de Londres. Cincuenta años de investigación han demostrado que los cambios en el estilo de vida —como el adelgazar si se está obeso— pueden reducir a la mitad la incidencia de cáncer en los no fumadores. “Si usted no fuma, las dos causas de verdadera preocupación son el sobrepeso y los virus que provocan cáncer de estómago y de cuello uterino”, expresa el profesor Julian Peto, del Instituto Británico de Investigación del Cáncer. “En los experimentos con animales sometidos a una dieta restringida se observó una marcada reducción del riesgo de padecer cáncer.” Se considera clínicamente obesa a la persona que sobrepasa en más de un veinte por ciento el peso ideal para su edad, sexo, estatura y complexión.

gordura

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: