La obesidad, tanto en adultos como en niños, está “alcanzando niveles alarmantes en todo el mundo”, incluso en algunos de los países más pobres, señala The Lancet. En opinión de Barry Popkin, economista y epidemiólogo especializado en nutrición de la Universidad de Carolina del Norte, este problema se debe en parte a los avances tecnológicos que permiten extraer aceites comestibles de semillas como el maíz, la soya y el algodón. “En Asia y África, las calorías que se añaden a la dieta diaria provienen principalmente de estos aceites”, apunta The Lancet. Además, las normativas gubernamentales en materia agrícola y comercial admiten la exportación de azúcar a bajo precio, y así los productores de alimentos tienen acceso a un artículo barato que realza el sabor de sus productos. Asimismo, la tecnología aplicada a muchos campos ha reducido la actividad y el gasto energético de las personas, quienes poco a poco van aumentando de peso. Pero lo que preocupa a los especialistas en nutrición y salud es que la obesidad puede provocar enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y afecciones cardiovasculares.

obesa

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: