Lauren Johnson es una niña de solo 12 años que tiene una curiosa característica: no puede parar de estornudar.

 

Contando sus estornudos se han llegado a registrar 20 por minuto, dando como resultado, al día, unos doce mil.

 

Este problema comenzó para ella hace 15 días, aproximadamente, cuando se recuperaba de un resfrío común.

 

Su madre, Lynn Johnson, que demuestra una preocupada calma, comenta que ha realizado consultas con distintos médicos, e incluso con especialistas en hipnosis, pero hasta ahora, nadie ha podido encontrar la causa de su problema.

 

Un especialista en alergias, el doctor Clifford Bassett, piensa que puede tratarse de un mal, que el denomina, “estornudo ametralladora”

Lo curioso de este caso, es que los estornudos se detienen solo cuando Lauren duerme, pero al despertar, al día siguiente, estos siguen incomodando la tranquilidad de su vida.

 

La niña no puede asistir al colegio esperando solucionar su desconocido mal.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: