Al parecer, las personas que están acostumbradas a comprar en los supermercados tienden a leer el precio de los artículos desde la izquierda, atendiendo a lo decreciente de la cifra, comparadas con otras.

Esto quiere decir que los posibles compradores ven los primeros dígitos del valor para hacer una evaluación si este es conveniente o no, entonces, las empresas se preocupan para asegurarse que los números que van al principio sean lo mas bajo posible.
Así, usar el 9 como último número, coloca el valor en una escala menor, impactando en la decisión de compra.

Otros dicen que el 9 es un número mágico, y que muchas mujeres se dejan llevar por las mercaderías que tienen, en su valor este dígito, aunque otros productos sean mas baratos. Al parecer, este número sería irresistible para ellas.

Al final, lo que parece una diferencia mínima en el precio, puede llegar convertirse en una diferencia irresistible a la búsqueda de los clientes.

Verdad o no, algo tiene el 9 que lo hace muy atractivo.
En los años sesenta, una editorial, subió sus precios de una colección de libros infantiles, de 26 centavos a 29 centavos cada uno, y el resultado fue un aumento en las ventas, gracias a que las madres fueron atraídas por el número mágico.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: