La justicia es premio o es sanción, es bien para unos y para otros una barrera que franquear; la justicia es el bien para el bien y el mal para el mal; la justicia es el medio de defensa de las víctimas frente a los victimarios; la justicia es todos los recursos de enmienda y de recto comportamiento; la justicia es la vida y la muerte también, cumple los designios de la madre natura. La justicia es el equilibrio sin el cual el bien no puede estabilizarse y menos establecerse; la justicia es lógica Divina y lógica humana a la vez, la justicia vierte bien por bien y mal por mal en correspondiente proporción. La justicia es anhelada pero poco defendida, y ella, cada vez más sola, escondida y desamparada, si persona fuera, quizás lloraría o se irritaría sin saber qué hacer. La justicia es una mártir, porque dicen que la que está no es ella, no obstante, por ser ella la única, no hay más justicia que ella misma. La justicia es una reina despojada de su jerarquía, pero el reino le pertenece; la justicia es límpida mirada de las personas nobles que al mundo han venido, vienen y viniendo continuarán; la justicia provee observancia y rectificación mejor cada vez; la justicia es la madre de todos los preceptos impolutos y se prende del pensamiento, de la intención y de las actuaciones.
La justicia, si una persona fuera, no pudiera entender jamás cómo es que tanto se le desea y en nada se le conoce. La justicia siempre está, no puede irse, no tiene culpa ni responsabilidad: es efecto infalible de todo pensamiento, de toda palabra y de toda acción productos de cada individuo. Muestra la justicia si es bueno o malo lo que causamos, porque nos lo hace sentir profundo en el centro donde nace la conciencia. ¿Qué es la injusticia?, ¿lo contrario a la justicia?, pero... ¿cómo?, ¡eso no es lo que muestra ella de ella misma!; ella muestra que no es justo producir bien de una causa mala, ni mal de una causa buena; ella muestra que ninguna lógica puede fallar y que ella es de toda lógica sublime expresión. La justicia, desde que cada causa impulsa una secuencia, comienza a mostrar la forma que tendrá la consecuencia; y ella, la justicia, por la lógica, que si fallara lógica no sería, es la misma consecuencia y no puede ser otra cosa: sólo justicia, aunque acomode o no acomode.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: