1. Artigoo.com
  2. »
  3. Salud y Medicina
  4. »
  5. Dietas
  6. »
  7. La importancia de una dieta equilibrada

La importancia de una dieta equilibrada

Dieta equilibrada

Una dieta equilibrada debe contener carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas, minerales, fibra y agua en las proporciones correctas. Todos estos nutrientes son fundamentales para mantener un cuerpo saludable. Lo que hay que tener claro es que somos lo que comemos: todos los alimentos que ingerimos pueden afectar nuestra apariencia física, cómo actuamos y cómo sentimos, de ahí la importancia de una dieta equilibrada.

La comida nos proporciona energía para movernos y vivir una vida plena y activa, las materias primas que nuestro cuerpo necesita para producir células nuevas y reparar las viejas, y las materias primas que nuestro cuerpo necesita para producir sustancias que se usan para controlar funciones corporales básicas.

Dieta equilibrada

Algunos consejos para lograr una dieta equilibrada:

  • Reduce o evita los carbohidratos refinados: el pan blanco, los refrescos azucarados o gaseosos, el azúcar, las galletas, el chocolate, etc.
  • Come más carbohidratos no refinados: trigo, cebada, centeno, arroz, etc.
  • Come más fruta y verdura: están llenas de vitaminas y minerales y también de fibra
  • Come más proteínas: pescado, carne, huevos, leche, queso, yogur, frutos secos, legumbres, etc.
  • Evita grasas y aceites: las grasas no se digieren bien y encima te harán ganar peso. Si usas aceites, recuerda usarlo siempre de oliva, aunque sea para freir, siempre es mejor que el de girasol

Las vitaminas en una dieta equilibrada

Las vitaminas son una parte muy importante en una dieta equilibrada. Las vitaminas son sustancias orgánicas que actúan como catalizadores en los procesos metabólicos del cuerpo. Los médicos empezaron a darse cuenta de que las personas con carencias de ciertas vitaminas se volvían susceptibles a sufrir algunas enfermedades. Conocemos 13 tipos de vitaminas, aunque las más importantes y las que más conocemos son las vitaminas A, B, C, D y E.

  • Vitamina A o Retinol: se encuentra en alimentos como los huevos, la leche entera, el hígado, las verduras y la mantequilla. La falta de esta vitamina puede producir ceguera y piel seca.
  • Vitamina B1 o Tiamina: se encuentra en las frutas, los frutos secos, el pescado, la verdura y los cereales. El abuso de alcohol supone un déficit de esta vitamina.
  • Vitamina B2 o Riboflavina: se encuentra en el hígado, los huevos, las verduras y la leche.
  • Vitamina B3 o Niacina: se encuentra en alimentos como los cereales, las verduras, el pescado y la carne.
  • Vitamina B6 o Piridoxina: las encontrarás en carnes, verduras y salvado.
  • Vitamina B12 o Cianocobalamina: los vegetrianos estrictos tienen que complementar su dieta con esta vitamina, pues está presente principalmente en la carne, el pescado y los huevos.
  • Vitamina C o Ácido Ascórbico: presente en las frutas ácidas y las verduras frescas.
  • Vitamina D o Calciferol: el pescado, las yemas de huevo y los rayos del sol nos aportan esta vitamina.
  • Vitamina E: presente en los cereales, las verduras y las frutas.
  • Vitamina K: se encuentra en las verduras.
  • Ácido Fólico: en los frutos secos, el hígado, los cereales y las verduras.
  • Ácido pantoténico: patatas, huevos, hígado y verduras contienen esta vitamina.

Los minerales en una dieta equilibrada

A diferencia de otras sustancias de la dieta, las vitaminas y los minerales no necesitan ser digeridos porque son asimilados fácilmente por la sangre a través de las paredes del estómago. El mineral más importante y conocido por todos es el hierro. Es el mineral que tiene como función la producción de hemoglobina y es el responsable del color rojo de la sangre.

  • Boro: se encuentra en frutas, verduras, frutos secos, vino, cerveza, etc. Su carencia produce osteoporosis y el aumento de la sensación de depresión. El boro es fundamental para la absorción de otros minerales.
  • Calcio: lo encontramos en verduras de hoja, queso, leche, yogur, almendres, etc. Su carencia produce dolor de espalda y piernas, palpitaciones, insomnio, caries dental, dolores musculares, etc. El clacio es fundamental para el desarrollo sano y fuerte de los huesos y dientes, ayuda a la coagulación de la sangre, y a un ritmo cardíaco tranquilo.
  • Cesio: se encuentra en aquellos alimentos cultivados en un suelo rico en cesio. Es muy importante para la energía, el funcionamiento cerebral y la prevención del cáncer.
  • Cromo: se encuentra en almejas, cereales, aceite de maíz, levadura de cerveza. Su carencia puede producir arteroesclerosis y depresión. Es básico para el sistema circulatorio, controlar el colesterol y las proteínas.
  • Cobalto: está en carnes, verduras de hoja, leche, almejas, frutas. Su carencia puede producir anemia, y su función es la de mantener los glóbulos rojos en perfecto equilibrio.
  • Cobre: lo encontramos en semillas de soja, pasas, frutos secos, pescado, carnes, legumbres. Su carencia produce dolores en la piel, debilidad general y deficiencias respiratorias. Es importante para la formación de glóbulos rojos, da color al pelo y la piel y es bueno para la formación de los huesos.
  • Hierro: lo encontramos en huevos, pescado, verduras de hoja, frutas desecadas, aves e hígado. Su carencia provoca debilidad, dificultad para respirar, anemia, estreñimiento y uñas frágiles. Es necesario para la formación de la hemoglobina, propicia el crecimiento, resiste el estrés, fortalece uñas, pelo, dientes y piel.
  • Litio: se encuentra en alimentos cultivados en suelos que contienen este mineral. Su carencia puede provocar la reducción de la fertilidad y de la longevidad. Es fundamental para la función cerebral.
  • Magnesio: lo encontramos en frutos secos, miel, atún, verduras de hoja, pescado, etc. Su carencio provoca excitabilidad muscular, nerviosismo, temblores, etc. Es muy importante ya que es catalizador en el uso de grasas - proteínas - carbohidratos, fósforo, calcio y potasio. Mantiene la energía, la salud de los huesos, las arterias, el corazón, los nervios y los dientes.
  • Manganeso: en frutos secos, legumbres, plátanos, piña, yemas de huevo, apio, etc. Su carencia produce ataxia, mareos, vértigos y pérdida de oído. Es bueno para la producción de hormonas sexuales, tejidos respiratorios, etc.
  • Molibdeno: en la leche, productos frescos, carnes, cereales y legumbres. Su carencia produce pérdida de apetito, debilitamiento de la fertilidad y la reproducción y crecimiento deprimido. Es importante para una función mental adecuada y el metabolismo de aminoácidos.
  • Níquel: está en el chocolate, los cereales, los frutos secos y las alubias secas. Su carencia provoca dermatitis y depresión. Es importante para el crecimiento de la persona, la piel y la estructura ósea.
  • Fósforo: lo encontramos en leche, legumbres, frutos secos, productos lácteos, huevos, pescado, cereales, etc. Su carencia produce piorrea, pérdida de apetito y peso, respiración irregular, nerviosismo, sobrepeso, fatiga, etc. Es fundamental para formar los huesos y los dientes, la actividad nerviosa, reparación y crecimiento de las células, etc.
  • Potasio: está en carnes, cereales, frutas desecadas, legumbres, marisco, plátanos, higos, melocotón, dátiles, frutos secos, etc. Su carencia produce insuficiencia respiratoria, paro cardiaco, piel seca, ritmo cardíaco irregular, insomnio, etc. Es fundamental para el sistema nervioso, los riñones, las contracciones musculares, el control de los músculos del corazón.
  • Selenio: se encuentra en el brócoli, la cebolla, atún, arenque, salvado, levadura de cerveza, etc. Su carencia provoca envejecimiento prematuro. Es básico para la elasticidad de los tejidos y el uso de las proteínas.
  • Silicio: en cereales y hortalizas de raíz comestible. Su carencia provoca debilitamiento en la formación de los huesos y los cartílagos. Es necesario para la formación, mantenimiento y reparación del tejido conectivo.
  • Vanadio: en crustáceos, champiñones, perejil y pimienta negra. Su carencia provoca depresión y aumento del colesterol. Es importante para la regulación de la producción de energía, refuerza la formación de los huesos y los dientes.
  • Yodo:está en champiñones, pescado y sal yodada. Su carencia produce obesidad, irritabilidad, cabello seco, nerviosismo y manos y pies fríos. Es importante para la producción de energía, aumenta la función del tiroides, fortalece el cabello, la piel, las uñas y los dientes.
  • Zinc: se encuentra en carnes, levadura de cerveza, pescado, semillas de soja, hígado, espinacas, champiñones y pipas de girasol. Su carencia provoca esterilidad, retraso de la madurez sexual, falta de apetito, fatiga, pérdida del sentido del gusto y crecimiento retardado. Es importante para la digestión y metabolismo de las proteínas y fósforo, ayuda a la cicatrización de heridas, próstata, etc.

Agua: es básica para una dieta equilibrada

El agua es vital para una buena salud. Sirve para transportar sustancias como el oxígeno, las hormonas, las vitaminas y los minerales por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo. El agua actúa también como lubricante en las articulaciones, y ayuda a controlar la temperatura corporal. Ayuda a limpiar el cuerpo de los productos nocivos y de deshecho. Perdemos mucho agua con la orina y las heces que debe recuperarse bebiendo.

Fibra: una dieta euilibrada sin ella no es una dieta equilibrada

La fibra desempeña un papel fundamental en la digestión. La fibra se encuentra en frutas, verduras y pan integral. La fibra no se digiere en el intestino y pasa intacta por él sirivendo así para limpiar el tracto digestivo.

Una dieta equilibrada es la mejor medicina para combatir contra las enfermedad, y una arma efectiva para luchar contra el cáncer.

dieta equilibrada

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Comentarios:

  1. Escrito por anonimo
    Fecha: 2010-02-21 20:34:27

    Muy interesante, sobre todo cuando redactas las consecuencias debidas a la carencia de ciertas vitaminas y minerales. No dudes en que compraré un bote de vitaminas para prevenir futuras dolencias, pues mi ritmo de vida incide en que siempre coma fuera de casa, y suelo comer siempre lo mismo. Gracias.

  2. Escrito por Millonariayexitosa
    Fecha: 2010-02-25 19:03:51

    Excelentes consejos para mantenernos sanos y fuertes. Millones de Bendiciones, Olga López

  3. Escrito por Sandra
    Fecha: 2010-02-25 21:02:02

    Lo difícil es llevarlos a cabo! Lo de comer 5 piezas al día de fruta yo lo llevo fatal, por no comentar que suelo comer siempre lo mismo... Habrá que esmerarse en comer mejor, porque de lo que se come se cría!

  4. Escrito por anonimo
    Fecha: 2010-09-02 18:07:53

    Arriba los gueys! Buenos consejos, grazias

  5. Escrito por anonimo
    Fecha: 2010-09-28 23:37:54

    si igual es bueno pude encontrar igual algunas cosas que debia estudiar para la prueba.....kiss :)

    1. Deja tu comentario:

      Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.