En lo que respecta a la huelga, creemos que por un día o por un período de tiempo toda una industria está paralizada, toda una ciudad o un país entero, pero en realidad eso no es absolutamente así.

Lo que realmente sucede es que comienza a surgir la ira, la energía negativa de los trabajadores y los ciudadanos y las muestras de rechazo al gobierno que rige en ese momento, el deseo de querer cambiar todo, dar un nuevo giro a la situación política social y, por desgracia, el deseo de destruir todo lo que se halle en el camino por donde se pase el evento, a causa de los manifestantes o no. Ya sea por la policía que acompañaba a los personajes que son anti-sistema éstos surgen por donde menos se espera provocando un pequño gran caos. Ese es el gran problema, no es una manifestación en contra de algo es una manifestación a favor de la destrucción y la intolerancia.

No es una cuestión de querer cambiar los órganos de gobierno, el querer mantener los derechos y deberes de los ciudadanos, de los trabajadores y pensionistas, no; se trata de romperlo todo, todo el inmobiliario que se encuentra por el camino, todas las tiendas donde se pueda destruir y, a la vez, robar los materiales y productos, sobre todo si es de gran valor; golpeándose los unos a los otros como si estuvieran en una guerra entre bárbaros del pasado. No importa la ideología y el pensamiento humano lo que importa es la supervivencia para poner fin a una manifestación. Cualquier persona que llegue al final de toda esta concentración, la que sobrevive, es la persona que, imperiosa, puede abandonar el lugar y volver a casa como si hubiera ganado la batalla más sangrienta de su vida. Las reglas seguirán siendo las mismas, las leyes no cambiarán por muchas manifestacionesque se realicen, los gobiernos y presidentes seguirán siendo los mismos una y otra vez, tal vez con diferentes nombres, pero seguirán teniendo la misma codicia. No cambia nada, lo único que va a cambiar es todo lo que fue destruido en la manifestación.

Es necesario todo este tipo de violencia gratuita para cambiar el mundo y, además, repetir esa violencia una y otra vez en cualquier manifestación de cualquier tipo?

Vayamos hacia un diálogo sensato, sentarse en una mesa y participar en todo momento. Discutir, con el diálogo una vez más, eliminar las leyes obsoletas y hacer leyes y reglas que sean correctas y justas para todos. No sirve de nada insultar o desacreditar, por otro lado, la ideología opuesta. Si realmente queremos hacer las cosas mejor, tanto en la ciudad como en el país debemos unirnos por una idea en común, por una idea sólida que nos haga mejores, que nos resulte beneficiosa para todas las ideologías, para nuestras vidas y para el futuro de todos nosotros .

Si queremos un mundo mejor, un lugar mejor donde vivir y compartir nuestras vidas, experiencias y conocimientos, cambiemos nuestra manera de ser y de ver las cosas, no seamos cínicos, no seamos agresivos, no seamos violentos, no seamos brutos, no seamos prehistóricos. Seamos coherentes, es todo lo que necesitamos para que todo esté en paz y para que en cualquier manifestación que se realice sea formal, creíble y seria. Tal vez de esa manera nos puedan tomar de una vez en serio.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: