fotografia

Lo que empezó como una feria y exposición de ganado, se ha transformado al pasar los años, en una explosiva fiesta, donde el jolgorio, el vino y el flamenquito, son lo que manda en Sevilla. Los orígenes de esta fiesta fueron el 25 de agosto de 1846, cuando Narciso Bonaplata y José María de Ibarra, firmaron una proposición al Ayuntamiento de Sevilla, pidiendo autorización para que los días 19, 20 y 21 de abril se celebrara una feria de ganado anual. Curiosamente no fueron los andaluces los promotores sino un catalán y un vasco. Así en 1847 se celebra la primera Feria de Abril.

El Ayuntamiento, acordó adjudicar premios al mejor ganado. Se construyeron abrevaderos y un café y repostería para los tratantes de ganado, corredores y dependientesde los ganaderos. Se estableció un premio de cuatro mil reales, al ganadero que presentara el buey de mayor tamaño, otro premio igual al mejor caballo, también al mejor toro y así sucesivamente a todos los animales que es esa época se usaban para la carga, etc.

En 1916 los Reyes Don Alfonso XIII y Doña Victoria Eugenia visitaron por primera vez la Feria de Sevilla.  Años después, la guerra civil provoca la suspensión de los festejos, solo se realizó un discreto mercado ganadero. Y durante la década de los 40, por la penuria económica que estaba sufriendo el país, la Feria de Abril perdió brillantez.

Con el paso de los años ha ido creciendo y desde 1953, la feria dura seis días. Actualmente estos festejos paralizan Sevilla.

Durante una semana, una parte de la actividad de la ciudad se lleva a cabo en las numerosas casetas del Real.

Allí es el punto de encuentro, ya no hay tratantes vendiendo su ganado, sino de familias enteras que viven de una manera especial la mas importante Feria del mundo, la Feria de Abril de Sevilla.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: