LA DESOBEDIENCIA DE UN PUEBLO.

 

Dios le hablo claro a su pueblo para que le obedeciera.

Dejándoles muy en claro lo que les podía pasar.

Pero no escucharon todos con esmerada atención.

Algunos hicieron oídos sordos a las amonestaciones.

Se engañaron así mismos no escuchando sus palabras.

Se apartaron del camino que Dios les había trazado.

Dejando que el enemigo enderezara sus pasos.

Fueron guiados de su mano por caminos tenebrosos.

Por valles de sombra de muerte muchos de ellos anduvieron.

Todo porque no quisieron cumplir con sus mandamientos.

Por eso mucho quedaron postrados en el desierto.

No pudieron entrar ellos a la tierra prometida.

Se quedaron esperando a que llegara ese día.

Porque fueron retenidos por las cuerdas de su pecado.

Tuvieron que contentarse con mirarla desde lejos.

Todo porque no atendieron al que les daba consejos.

Esto la pasa a todo hombre que escucha livianamente.

Si tu eres de esto consiente, no lo vuelvas hacer mas.

Porque el que no toma en serio la palabra del Dios vivo.

Tendrá ese mismo destino y no podrás escapar.

Si tu eres uno de ellos detente piensa un momento.

No seas como el rey Saúl mira lo que le paso.

Perdió su hermosa corona todo por desobediente.

Por eso querido hermano no juegues mas con tù suerte.

Porque sabes que lo mismo a ti te puede pasar.

 y en ese horrible desierto como ese pueblo tambièn tu puedes quedar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: