Los críticos, nunca faltan. Son el complemento de una sociedad; que sería de las diferentes sociedades sin estos señores solo hablan y hablan y dicen tanto que generalmente por dedicar su valioso, si es que así lo podemos llamar valioso tiempo a una actividad tan deprimente y carente del conocimiento de Dios, que el valor que aportan para enriquecer y nutrir sus vidas es mínimo.

La crítica se ha convertido  en el pan de cada día en todo el planeta y se aplica a cualquier ámbito de la sociedad. Y con un punto a favor de sus  autores: el creciente anonimato que brinda el internet.  Los pobres implicados ni conocen sobre las redes, las  conexiones y verdades o calumnias que se forman tras sus espaldas. Sin embargo es difícil  erradicar de la mente de las personas lo triste y las consecuencias a que los llevan estas  actividades,  los llevan a un estado absurdo de estancamiento, si y aunque no lo crean  eso pasa, debido a que solo hacen eso: hablar y hablar y no hacen nada mas, no actúan o intervienen por cambiar lo negativo de quien hablan; su participación se trata de hablar  es solo como en los toros, desde las bancas pero nunca tienen el coraje y fortaleza de salir como un torero.

En aquellos países en desarrollo en época de campañas políticas crece de forma tan alarmante esta situación que te cansas de tanta basura que te llega al correo, te escriben del uno del otro y lo peor no se toman el tiempo de preguntarte y cuestionar si uno es de estas personas que comparten estas ideas. Solo continúan con un juego de enviar cualquier cosa cualquier correo que les envían  el otro dardo de fuego llamado forward que satura tu cuenta y te roba tiempo.

En fin,   la critica si ha de emplearse para algo, que sea la positiva y con fines constructivos y edificadores de valores y respeto de quien se hable. La crítica negativa si la emplean que sea con certeza, con el pleno conocimiento de que lo que se dijo o re direccionan en los e mail sea algo verifico no tanta información sin la información suficiente de quien se hable.

 Ahh no se debe olvidar la crítica no alimenta el espíritu lo aleja, eso es decisión de usted. Les recuerdo una frase de un Gran Hombre que nos visito y ama. “ el que esté libre de pecado que lancé la primera piedra”  no juguemos a frases de bolsillo, se trata de  ponerlas en práctica.

Erogo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: