Todos alguna vez hemos adquirido una billetera.

Casi todas son accesibles a ser manipuladas, y guardadas sea en el saco o en el pantalón o en algún bolso.

Las billeteras son de diferentes  formas,colores, presentaciones y por supuesto de diferente precio.

Lo que este artículo refiere, es la billetera gordita, que en adelante se llamará la gordita, y la billetera flaquita que en adelante se denominará la flaquita.

La gordita es  motivo de alegría y es sinónimo de capacidad de inversión, gasto.etc. La gordita es señal de salud económica y financiera,motiva las relaciones humanas, dinamiza a los humanos.

La flaquita por el contrario aunque se muestra tal como es con toda su forma, belleza y colorido, provoca o incentiva la actividad de su dueño en procura de revertir la situación.

La gordita puede convertirse en flaquita, y viceversa.

El trato y mantenimiento que se proporcione a una u otra billetera determina su conservación y sobre todo su contenido.

Una billetera  sea gordita o flaquita, con colorido o sin colorido, siempre atrae la atención de propios y extraños,por lo que tiene que ser bien guardada.

Que todas las billeteras hagan honor a su nombre, que estén siempre bien gorditas  o en todo caso flaquitas pero con un mínimo de contenido, billetes  más que papeles, tarjetas o fotos.

Sean gorditas o flaquitas , de uno u otro color todas tienen su atractivo y son muy útiles.

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: