Dedicado Con Mucho Amor A Mi Hijo Javier Villegas Bernal.    "Sé Que Pronto Lo Podras Leer".

"Mi fe es muchísimo más preciosa que el oro y todos los días esta siendo refinada por distintas circunstancias"

¡Hijo, la batalla con tu mente ha empezado! Ahora es tiempo de limpiar todos esos daños que lastiman tu  presente; es tiempo de luchar por la Paz que deseas para tu alma, para poder brindar lo mejor de ti a las personas que te queremos, pues tus sueños son grandes, tanto como la vida que deseas tener, libre de dolores y fracasos...

Luchar es la única forma de salir adelante, y lo conseguirás ¡a pesar de tus temores!. La vida es dura, pero estoy segura que tu puedes salir adelante... porque yo creo en ti, en tus virtudes y nada ni nadie podràn detenerte, lucha por hacer realidad todos esos sueños que siempre has tenido y no descanses  hasta conseguirlos...

Tengo la firme esperanza de que cumplas exitosamente todas tus metas, y la fe que lleves contigo es tu mejor arma para lograrlo. Estoy consciente que la lucha no será fácil, que quizá tengas que llorar lágrimas de dolor para borrar los daños de tu pasado y restaurar tu presente, pero se que esas lágrimas sanarán al fin tu alma.

Escapar del pasado no basta. Es necesario romper el poder que ejerce sobre ti, si no, te perseguirá el resto de tu vida. Cuando te escapas de algo que continuamente intenta volver a capturarte, es sumamente importante que tengas victoria sobre ello, de lo contrario no podrás avanzar y disfrutar de las bendiciones que Dios tiene preparadas para ti.

Es muy desconcertante pensar que algo ya está vencido cuando en realidad no lo está. Pero recuerda: fue Dios el que permitió que el Faraón persiguiera al pueblo de Israel hasta el Mar Rojo. ¿Por qué? Por dos razones. La primera: "Para mostrar entre ellos éstas mismas señales”. Dios quiere que veas que cuando pones tu confianza en Él, los obstáculos y la oposición no tienen ningún poder.

Quiero que esa experiencia quede "grababa en tu memoria" para que puedas volver a ella y obtener la fe para enfrentar el siguiente problema. La segunda razón: ".Que si mi Dios te da el privilegio de tener tus hijos, les cuentes  las cosas que  hiciste y por todo lo tuviste que pasar”.

Ya no tienes que vivir de acuerdo al gobierno de (Satanás), porque en el momento en que la sangre de Jesús fue puesta como marca en el dintel de la puerta de tu corazón, cambio tu condición: ya no eres esclavo, sino hijo de Dios. Se ha roto la maldición generacional y cuando tengas tus hijos podràn crecer con las bendiciones de Dios. Tal vez tu pasado fue una historia de abusos contra tu salud y hasta contra tu propia vida, pero eso ya no es la realidad de tu futuro.

Pídele fuerza a Dios para que te permita ver el porvenir con optimismo, ten paciencia porque Él no te ignora y te dará ese gozo sobrenatural que anhelas. El Señor puede sanarte completamente, ayudarte a perdonar y a tener el control de tu vida. Sujeta tu alma emotiva porque necesitas ser usado para glorificar Su nombre. No te menosprecies más, descubre todos tus valores. Entrégate en Sus manos, deja que te haga libre para amar y bendecir a quienes te rodean, especialmente a tu familia que te ama.

¡Cuánto quisiéramos que Dios nos diga todo lo que va a pasar con nuestra vida! Pero Dios no trabaja así, por que Él quiere que pases por cada problema para que madurez y aprendas a vivir esta vida de la forma en que El quiere. A medida que vas dando cada paso Dios va revelando el siguiente. En cada paso hay desafíos, unos son más fáciles que otros, pero el objetivo es que cada paso te prepara para el siguiente.

Dios puede resolver tus problemas de muchas formas, pero a veces te lleva por medio del Mar Rojo para que cuando mires atrás veas al Faraón y a sus ejércitos "muertos a la orilla del mar". Entonces sabrás que la batalla ha terminado.

Ahora es tiempo de ponerte de pie y gritarle a este mundo que tu "EXISTES"...

Esta es tu oportunidad para preguntarte “por qué”, “por qué aquí”, “por qué ahora”, “por qué en este lugar”. Entrena tu mente, controla tus impulsos, establece bases sólidas y no dejes que el viejo hombre aflore. Haz  todo lo que sea necesario para ganar la batalla en tu mente y nunca más volverás a ser el mismo. Hijo recuerda siempre esto "Dios ve en ti más de lo que tú ves en ti mismo"

         Rosa rojaJudith RosarioRosa roja

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: