De forma erronea y en ocasiones inconsciente, muchas mujeres tienden a realizar dietas en los primeros meses del embarazo para cuidar su línea, sin darse cuenta que un exceso en esa práctica puede perjudicar seriamente al feto.

Hay que tener muy en cuenta que la alimentación es esencial durante el embarazo y hay algunas pautas importantes, según Aquilino García, vocal del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de España:

  • La malnutrición puede condicionar un bajo peso al nacer, baja densidad ósea por falta de calcio, anemia por falta de hierro o cretinismo por falta de yodo.
  • Es muy importante tomar alimentos con con vitamina A (como espinacas, zanahorias o yema de huevo), hierro (hígado, mejillones o legumbres), calcio (leche y derivados, frutos secos u hortalizas y yodo (pescado de mar, mariscos y sal marina).
  • Igualmente esencial es el ácido fólico –presente en el hígado, legumbres, hojas verdes (acelgas y espinacas)–, que debe empezar a tomarse incluso uno o dos meses antes de quedarse embarazada.

  • Hay que procurar evitar hábitos peligrosos como el tabaco, el alcohol o el exceso de café.

  • Es conveniente beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día.

  • Debe asegurarse la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados omega-3, presentes en pescados azules y frutos secos.

Tras el parto

La alimentación durante los primeros meses de vida son muy importantes para el desarrollo futuro del niño o la niña. También tras el parto hay que tener en cuenta algunos consejos:

  • Es aconsajable mantener los buenos hábitos alimentarios del embarazo, porque eso redundará en una mejor calidad de la leche de la lactancia, y ésta sigue siendo el alimento más adecuado para los bebés.
  • Dar el pecho favorece un correcto desarrollo mandibular, reduce el riesgo de alergias y protege frente a enfermedades infecciosas.

  • La leche materna está más adaptada nutricionalmente al bebé, se digiere mejor e incide en el desarrollo afectivo y emocional entre madre e hijos.

  • Dar el pecho también es beneficioso para las madres, porque disminuye la hemorragia después del parto, rebaja la incidencia de depresión y facilita la recuperación de peso.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: