John F. Kennedy. Presidente de los Estados Unidos (1960-1963)

El 22 de noviembre de 1963 a las 12.30 horas muere en Dallas el Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy en medio de la gira electoral para las presidenciales de 1964. Dicho magnicidio conmocionó a la sociedad norteamericana y las imágenes del suceso dieron la vuelta al mundo. Con su asesinato nació un mito y múltiples teorías conspiratorias sobre quién lo perpetró y por qué, múltiples preguntas todavía sin respuesta. Exploremos pues en la vida de 35º presidente de los Estados Unidos.

EL PERSONAJE.

John F. Kennedy nació en el seno de una familia católica de inmigrantes irlandeses, cuyo padre supo amasar una gran fortuna a través de sus negocios, en suma, Kennedy representaba el “sueño americano”. Kennedy participó en la II Guerra Mundial y fue herido durante una misión causándole lesiones de las que adolecería de por vida. Fue autor de numerosos libros e incluso ganó el Premio Pulitzer y durante su mandato se rodeó de académicos, en su mayoría de Harvard, para dar una imagen de excelencia.

Los que le conocieron hablan de él como un hombre vitalista, carismático e impaciente, al que siempre le sobrevoló la idea de que moriría joven. También fue conocido por sus sonados escarceos amorosos.

ESTADOS UNIDOS EN LOS AÑOS SESENTA

Los años sesenta para Estados Unidos resultó ser una época conflictiva que vivió con optimismo e idealismo su momento, donde aparece de fondo la revolución de los derechos civiles con el pastor Martin Luther King a la cabeza. El propio Kennedy se identificó con la causas del King cuando este fue detenido en una campaña antisegregacionista. La sociedad de los años sesenta era una sociedad conservadora y moralista en la que el progreso se encontraba en constante cambio.

Kennedy representaba el “sueño americano”. Con 43 años accedió a la Casa Blanca junto a un equipo joven, utilizando un discurso distendido y abierto lejos del lenguaje paternalista propia de la clase política estadounidense, convirtiéndose un soplo de aire fresco.

POLÍTICA INERIOR DEL GOBIERNO DE J.F. KENNEDY.

No podemos decir que la política interna de Kennedy fuera un éxito, pues su gobierno encontró dificultades importantes. Fue incapaz de conseguir un seguro de salud para todos los ciudadanos de Estados Unidos, ni de sacar adelante la creación de un Departamento de Asuntos Urbanos, pero también es cierto que muchas de las reformas que se quedaron a medias tras su muerte fueron llevadas a cabo por el vicepresidente Johnson. En cuanto al problema racial Kennedy optó por el diálogo y tímidas reformas.

POLÍTICA EXTERIOR.

Para comprender la política exterior de Kennedy es necesario situarnos en plena Guerra Fría en la que dos inmensos bloques –comunista y capitalista- representados por la URSS y Estados Unidos, mantuvieron durante décadas una tensión y “guerra” encubierta. Dentro de esta política exterior vamos a destacar tres importantes acontecimientos:

  • Primeramente el desembarco en la Bahía de Cochinos (Cuba) para acabar con Fidel Castro. La operación orquestada por Eisenhower antes del acceso al gobierno de Kennedy, -pues ésta llevaba tan sólo 77 días en el cargo-, fue un absoluto fracaso.
  • Por otro lado, la crisis de los misiles (el detonante fue la instalación por parte de la URSS de misiles en la isla de Cuba) fue uno de los momentos de mayor tensión durante la Guerra Fría, en este caso entre Kennedy y Kruschev y que Kennedy supo manejar con pericia.
  • Por último mencionar el discurso que Kennedy pronunció en su visita a Berlín, identificándose con sus ciudadanos y dando una pésima imagen de los soviéticos:
“Dos mil años hace que se hiciera alarde de que se era “civis romanus sum”. Hoy en el mundo de la libertad se hace alarde de que “Ich bin ein Berliner”. Hay mucha gente en el mundo que realmente no comprende o dice que no lo comprende cuál es la gran diferencia entre el mundo libre y el mundo comunista. Dejad que vengan a Berlín. Hay grupos que dicen que el comunismo es el movimiento del futuro. Dejad que vengan a Berlín. Y hay algunos pocos que dicen que es verdad que el comunismo es un sistema diabólico pero que permite un progreso económico. Lasst sie nach Berlin kommen Dejad que vengan a Berlín”.

EL MAGNICIDIO

Como decíamos al principio con el asesinato de Kennedy nació el mito. Tal día como hoy 22 de noviembre pero de 1963 fue perpetrado el asesinato de John F. Kennedy en Dallas mientras realizaba la campaña electoral para las presidenciales de 1964. A las pocas horas del magnicidio fue detenido Lee Harvey Oswald, un ex marine con problemas psíquicos y manifiesto comunista, quien dos días después fue asesinado. Meses después la Comisión Warren creada para esclarecer los hechos confirmaría su autoría.

La especulación sobre la asesinato de Kennedy sigue hoy presente, al igual que todo tipo de teorías conspiratorias acerca de si el magnicidio fue cometido por su propio gobierno o por la URSS, todas ellas tan difíciles de demostrar como que el asesinato fuera perpetrado tan solo por Oswald.

Lo que sí es cierto es que la sociedad norteamericana quedó conmocionada ante tal hecho y que hoy, 51 años después, la vida y muerte de Kennedy sigue siendo enigmática y uno de los acontecimientos sobre los que más se ha escrito de la historia de Estados Unidos y de nuestra historia reciente.

John F. Kennedy. Magnicidio ocurrido en Dallas. Estados Unidos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: