The Karma

“No puedes negar tu herencia kármica”, dice Traleg Rinpoche, “pero eso no significa que no puedas cambiar.”

Los críticos del karma, usualmente se centran en la noción de la responsabilidad individual y sugieren que la idea del karma produce una aptitud apática hacia otros y conlleva a una dudosa tendencia a culpar aquellos que sufren; los pobres son culpables de ser pobres y así por el estilo. El budismo, se ha dicho falsamente, les asigna la culpa a los individuos por su sufrimiento y niega las condiciones del sistema. Por ejemplo, si somos pobres, nos quedaremos de esa manera más o menos hasta que nuestra deuda kármica sea saldada y luego después de morir, renaceremos en circunstancias más afortunadas, como quizás volver a nacer como un rico emprendedor. Este tipo de pensamiento, no puede ser reconciliado con el énfasis del budismo sobre la interconectividad de todas las cosas, aunque reconoce, que las personas también son una amalgama de la influencia recibida por su educación, interacción y relación con el medio que los rodea.

Ciertamente, el budismo contiene la idea de la acumulación y disposiciones de las impresiones kármicas, la continua acumulación de propensiones a través de nuestras vidas, por medio de las cuales patrones y hábitos erróneos son formados y así sucesivamente. Aunque sea visto de esta manera, esto no significa que simplemente debemos esperar a que nuestra carga kármica desaparezca sin hacer nada. La teoría kármica budista no es afín con el fatalismo y la predeterminación. Nosotros, si tenemos elección de influenciar nuestro futuro, de no ser así, la teoría kármica realmente produciría aptitudes moralistas y las enseñanzas de Buda serían mucho menos alentadoras y efectivas.

 

Mujer del Himalaya

La teoría kármica no fija atributos de esa naturaleza y no está ligado a un orden moral estático. Por supuesto, un elemento de determinismo existe y tiene que ser aceptado. Somos quienes somos por nuestra herencia kármica, pero esto no significa que debemos permanecer de esta manera sin cambiar.

Más al punto, la teoría kármica se supone que tiene que alentarnos a pensar: “Me puedo convertir en la persona que quiero ser y no tengo que obsesionarme ni preocuparme por la persona que soy.” Esa, sería la apreciación correcta sobre la teoría kármica budista.

Fuente: Traleg Rinpoche

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: