fotografia

Justin Jedlica nació en Estados Unidos hace 32 años y hace más de diez que esta buscando el cuerpo perfecto. Se ha sometido a múltiples intervenciones invirtiendo grandes cantidades de dinero para lograr parecerse a su admirado ídolo, el célebre muñeco Ken. Confiesa que aún no ha terminado y que espera someterse a nuevas intervenciones hasta conseguir su objetivo completo.

fotografia

En los últimos años le han colocado implantes de silicona en las nalgas, pecho, bíceps, glúteos, etc. Los consejos de los médicos de que puede poner en peligro su vida los tiene en cuenta pero afirma que es "un precio bajo a pagar a cambio de un cuerpo perfecto". Solamente en su nariz lleva cinco operaciones para conseguir afinarla aunque opina que todavía no la ve perfecta y que espera que en un futuro se la dejen algo más pequeña.

 

fotografia

El culto al cuerpo es una tendencia que en los últimos años está teniendo más adeptos debido a la moda que han fomentado con los vídeos en YouTube  tanto Dakota Rose como Valeria Lukyanova. Suelen ser las chicas las que siguen esta moda de querer parecerse an la muñeca Barbie y se someten a toda clase de intervenciones para sorprender con sus vídeos y hacerse famosas, pero ahora en este caso es un chico el que se ha sumado al deseo de parecerse al muñeco famoso Ken.

fotografia

Tras 90 operaciones donde se ha retocado casi todas las partes de su cuerpo pues se ha puesto labios, abdomen, bíceps, glúteos, etc, espera seguir perfeccionando su cuerpo para conseguir la imagen perfecta del popular muñeco de sus sueños. A pesar de sus argumentos de conseguir la perfección, también se adivina una clara tendencia hacer con su cuerpo un negocio con la exibición en programas televisivos  donde estas cosas tienen mucha audiencia  y también las entrevistas en revistas producen buenos beneficios.

fotografia

La obsesión por la belleza ha sido más propia de las chicas, ahora con la aparición de Justin, puede crear tendencia y en un futuro veremos mas cuerpos de chicos musculados siliconados, lo que les convertirá en una especie de muñecos de goma, lejos de parecer personas humanas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: