venganza

VENGANZA

Tomarse la justicia por cuenta propia


Venganza y justicia son dos conceptos que van de la mano y su diferencia pende de un solo hilo fino. Veamos primero su definición según la RAE:

Justicia

1. Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece.

2. Pena o castigo público.

Venganza

1. Satisfacción que se toma del agravio o daño recibidos.

2. Castigo, pena.

Bajo ambos conceptos, se parte de la premisa que un individuo merece ser castigado por su actitud y comportamiento, quien cometió algo por lo cual es sentenciado y que justifique recibir una pena por ello. En la naturaleza del ser humano está actuar bajo conciencia guiada por unas normas guiadas por saber diferenciar el bien y el mal.

Desde la temprana infancia, las personas se confrontan con el término de la justicia, aunque de forma inconsciente, puesto que es algo innato en el ser humano. ¿En cuántas ocasiones no hemos escuchado decir a unos o nuestros padres decir: esto o aquello no se hace, debo castigarte por ello? La justicia forma parte de la educación primaria que se recibe desde casa, donde se nos inculcan unas normas de comportamiento basado en el bien y el mal. Estas normas pueden variar de un país a otro. Se basan en la cultura, la costumbre y las creencias de cada sociedad. Lo que para uno puede estar bien, para otro está mal.

De ahí, la justicia es un sentimiento innato que nos acompaña durante toda nuestra vida y es reforzado mediante la educación que recibimos.

En cuanto a la venganza, un sentimiento oculto que solo algunos llegamos a sentir a lo largo de la vida a mayor o menor grado, aflora solamente en circunstancias especiales. Es el deseo de ver a una persona castigada por algún acto cometido, para que sufra del mismo grado en el que dicho individuo sufra con la misma fuerza con la que hizo sufrir a otra persona.

Mientras la justicia se basa en unas normas, la venganza surge de un deseo personal. La diferencia está en cómo se ve el castigo: se percibe de manera objetiva, justamente, o de manera subjetiva, personal.

¿Qué nos lleva a buscar venganza?

Ante todo, un acto cometido por un individuo. En segundo lugar, la desconfianza en la justicia como agente o instrucción legal de sentenciar un castigo justo.

En ocasiones, la JUSTICIA no está al lado del justo, bien sea por intereses personales, materiales, políticos o simplemente por equivocación. Si por un suceso acaecido nos vemos en la circunstancia de aclamar la justicia, pero ésta se hace esperar o nunca llega, surge el deseo de la venganza. Es precisamente este deseo que lleva a personas a tomar la justicia por cuenta propia buscando el castigo para aquel individuo que nos hizo pasar por un sufrimiento normalmente severo.

Ejemplo en la literatura

“El Conde de Montecristo”, novela del escritor francés Alexandre Dumas. Esta obra es todo un clásico en la literatura universal que fue llevado a la gran pantalla a lo largo de los años y en diferentes versiones con actores tan célebres como Richard Chamberlain o Gérard Dépardieu.

Esta novela expresa perfectamente las diferentes vertientes de la justicia:

Unos amigos del joven marinero Edmond Dantes querían justicia, uno le celaba por su brillante carrera a tan temprana edad, mientras otro le celaba por el amor que le concedió su novia Mercedes. Estos deseos les llevaron a escribir una carta anónima para condenarlo.El fiscal a su vez decidió encarcelarlo sin un juicio justo por intereses políticos.

Como consecuencia, el joven perdió casi veinte años de su vida. Consiguió liberarse de su encarcelamiento y buscó su justicia por cuenta propia mediante la venganza. Arruinó la vida de quienes le habían arruinado la suya.

venganza

venganza

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: