En su libro LA JUNGLA DE LOS LISTOS, REVILLA sigue la estela de su antiguo libro Nadie es más que nadie, incluyendo anécdotas graciosas y sorprendentes de su vida como político y como escritor, ejemplos de la España real en que vivimos. Por otro lado, nos pone de nuevo frente a frente con la degeneración de la sociedad actual, lo intolerable de la pérdida de valores y humanidad, o, como él dice, de decencia, entre los que detentan el poder.

Este segundo libro de Revilla tiene menos de anecdótico que el primero, y quizá echemos de menos sus interminables peripecias, pues son más escasa. A cambio, hace un pasional y fiel retrato de la España actual para el nivel de sencillez del lenguaje que utiliza. Cualquiera será capaz de entender cómo una especie de connivencia entre el poder económico y el político les ha llevado a legislar por y para los ricos, muy a pesar de un sistema capitalista que en principio iba a premiar el mérito y el esfuerzo y de una democracia que iba a transferir el poder al pueblo.

En efecto, en esta jungla la ley del más fuerte es lo que prima, tristemente, y la trampa, el burlar las leyes democráticas, la regla para los que tienen los medios: paraísos fiscales, sociedades pantalla, exenciones y amnistías fiscales orquestadas por elites que tan pronto se colocan en las posiciones directivas de entidades financieras como políticas (véase De Guindos) por mor de esa maniobra orquestal que es la puerta giratoria. Al final, en ambos casos van a servir los intereses de los mismos: los ricos.

Yo soy de las que cree que es un político de los pocos honrados y sinceros comunicadores que quedan en nuestra querida España. Sin embargo, en Cantabria sabemos que no todos son así en su partido político, el PRC, y escándalos como el de la empresa pública dedicada a la promoción del sector turístico en Cantabria CANTUR, con pérdidas de más de 17 millones de euros, utilizada para colocar a amigos y para pagar favores, han empañado bastante su mandato. También hay individuos en su partido que representan a los mismos listos de los que él habla, y a los que yo nunca votaría.

En ese sentido, tiene mucha razón Revilla cuando preconiza las listas abiertas, para que la gente pueda votar a unos candidatos y no a otros de un mismo partido político o a varios de diferentes partidos. Sin embargo, también puede y debería hacer una limpieza en su propio partido si de verdad quiere ser coherente con lo que manifiesta y, de paso, ganar las próximas elecciones en Cantabria, o por lo menos gobernar, en coalición con el PSOE.

En definitiva, un libro muy recomendable con el que nos vamos a reír, a indignar y a reflexionar sobre el pasado, el futuro y el presente.

La jungla de los listos, Revilla

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: