En la continuación de esta serie, reseñamos los siguientes juegos: -juego de vuelta a la manzana. -juego de las escondidas. 1.Juego de la Vuelta a la manzana. En los diás de invierno se realiza una tertulia de los amigos del barrio,generalmente a la orilla de una acera, calentada en algo por el foco de alumbrado público. En el momento que el frío apretaba, la solución era calentar el cuerpo, y no había mejor forma, que darse una vuelta colectiva a la manzana que comprendía las calles José Gálvez, Bolívar,Salaverry y Dos de Mayo. La muchachada conocía palmo a palmo las empedradas calles y las aceras por donde corrían, aparte de la parte empinada de Gálvez, que conducía al regreso del lugar de la tertulia. Con el cuerpo calentito, la conversación continuaba hasta la despedida de rigor, ante la llamada de padres y hermanos, para que todo el mundo se acueste a dormir. 2.Juego de las escondidas. Este juego tenía los siguientes elementos: Un ampayador, que buscaba a los escondidos. Los escondidos. El lugar del ampay o punto inicial desde donde corrían a esconderse los jugadores, y punto que servía para cantar o el ampay o el clásico salvado para los no ampayados. Todos buscaban un buen escondite, a unos les iba bien y a otros no tanto. El juego divertía a todos, servía para mejorar la velocidad para llegar al punto de inicio, habilidad para esconderse y para buscar a los escondites y gritar el ampay respectivo. El juego se podía ejecutar en la calle o al interior de una casa, generalmente con jugadores de la familia. Juegos de movimiento, tanto el de la carrera por cuatro cuadras como las que servían para ampayar o para salvarse del ampay.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: