judío errante

EL JUDÍO ERRANTE

El judío errante, una antigua leyenda

EL JUDÍO ERRANTE es una leyenda que nació a partir de la temprana Edad Media y es usada tanto en el ARTE como en la LITERATURA. Una LEYENDA, sin fundamentos ningunos ni mención bíblica, cuenta lo siguiente:

Mientras Jesús caminaba por la vía crucis, se paraba delante de la casa de un zapatero judío y le pidió un vaso de agua para poder descansar unos instantes de su sufrimiento. No obstante, el judío se lo negó repetidamente y, finalmente, no se lo dio. En respuesta a su negación, Jesús le respondió: “Yo, pronto, descansaré. Pero tú no descansarás hasta que el Hijo de Dios vuelva.” Desde entonces, Ahasvero, este es el nombre que recibe EL JUDÍO ERRANTE, es un personaje de ya más de dos mil años de edad quien vaga por la tierra y no muere nunca. Llega a cumplir los cien años y a padecer diversas enfermedades por su vejez; tras poco tiempo, vuelve a la edad de treinta y tres años, edad a la cual Jesús fue crucificado. Nuevamente se repite el envejecimiento seguido del rejuvenecimiento como un círculo interminable.

AHASVERO no es el único nombre que recibe el judío errante. Se le conoce, además, por los nombres de Buttaedu, Larry el caminante, Joseph Cartaphilus, Juan Espera en Dios, Alvarus Stevenson, Michob-Ader y Samuel Belibeth. A lo largo de la historia, ha habido varias personas las que aparentemente han afirmado haber visto al judío errante y de haberle conocido. Personas de distintas épocas y diferentes nacionalidades quieren haberse cruzado con él. Sin embargo, no hay ninguna documentación firme que lo demuestre.

Al final y al cabo, es una leyenda capaz de alimentar la fantasía de muchos. El origen de esta leyenda se sitúa en Alemania, donde se conserva un panfleto titulado “Kurze Beschreibung und Erzählung von einem Juden Namens Ahasvero” que, traducido al español, dice “Breve descripción y relato de un judío de nombre Ahasvero”. Dicho relato no tardó en propagarse y se extendió a otros países como Inglaterra, Francia y los países escandinavos. A partir de entonces, son varios los escritores que hacen mención de dicho relato o el personaje tan curioso en alguna de sus obras. Aunque hubo también un obispo armenio quien hizo la primera referencia al judío errante en una conferencia en Inglaterra en el año 1228 y afirma haberle visto. Unos trescientos años más tarde, hubo otro personaje en la ciudad germana de Hamburgo quien afirmaba ser el judío eterno.

Digan lo que digan, sigue siendo una LEYENDA y como tal está para aprender de ella. Existen diferentes interpretaciones del relato. Tal vez la más importante o la más interesante es aquella que hace referencia al antisemitismo, ya que hay quien opina que el contenido de esta curiosa leyenda hace referencia al continuo éxodo del pueblo judío que sufrió su mayor auge durante la Segunda Guerra Mundial. El pueblo judío es uno de los pueblos más antiguos que ha sobrevivido a lo largo de los tiempos y que más ha vagado por la Tierra emigrando y esparciéndose de un lugar a otro.

Sea como sea, hay un aspecto de la leyenda en el que todos estamos de acuerdo, y es que ha fomentado el arte, la literatura, la fantasía humana y las creencias bajo un solo título: EL JUDÍO ERRANTE.

judío errante

judío errante

judío errante

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: