La judía de Toledo es una antigua leyenda de la ciudad, en la que el autor, Lion Feuchtwagner se ha basado para escribir este libro.

En una península Ibérica en la que convivían los reinos musulmanes y cristianos, y en ambos vivía la comunidad judía entre musulmanes y cristianos.

El rey Alfonso VIII, rey de Castilla vive en Toledo, mientras que la reina lo hace en Burgos junto a sus hijas, esta es Leonor de Plantagenet, hija de Leonor de Aquitania. Entre Castilla y los reinos musulmanes se vive un periodo de paz después de la tregua firmada por ambos reinos.

Como consejero el rey toma a un judío de nombre Jehuda Ibn Esra, enormemente rico y hábil negociador. Al volver a la ciudad de los orígenes de su familia trae consigo sus dos hijos, Alabar y Raquel que entran en la corte del rey.

Jehuda tiene ante si un reino quebrado económicamente, un atraso en la producción y la dependencia económica de los nobles. Mientras Jehuda trata de contener el ansia por la guerra del rey, este se enamora perdidamente de la hija de Jehuda, Raquel, una mujer de sorprendente belleza. Los dos se enamoran y el rey la convierte en su amante llevándola al palacio de la Galiana.

Esta relación causa dolor en muchas personas, como Jehuda y la reina Leonor, y otros allegados al rey, y un amplio rechazo entre los nobles y el clero. La reina que se da cuenta que el amor de su marido por Raquel, LA JUDÍA, no es un capricho, comienza a preocuparse seriamente ya que no tolera esta situación con la complicidad del rey de Aragón hace que su marido se embarque en una lucha contra los reinos musulmanes y deje sola a Raquel en Toledo, lo que la reina aprovecha para deshacerse de la amante de su marido, aunque para ello tenga que soliviantar al pueblo contra la comunidad judía. En esta algarada también muere Jehuda.

El rey Alfonso jamás perdonara a su esposa la muerte de Raquel.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: