Jóvenes

Hablar con los jóvenes sobre la violencia es una prioridad que no se puede evadir. 

Cada día tanto en los programas de televisión, como en los medios de comunicación escritos aparecen imágenes llenas de violencia y la mayoría están protagonizadas por jóvenes. Y lo peor es que en algunos de estos casos los protagonistas son jóvenes menores de edad.

Hablar de violencia cuando esa violencia la genera la sociedad

El reto de hacer entender a un joven que el camino para conseguir las cosas no es el de la violencia y el insulto resulta complicado, cuando la que está generando esa reacción es la propia sociedad. 

Incluso muchos jóvenes presencian escenas de violencia en su propia casa, evidentemente no es algo que ayude demasiado. 

Si a ello se le une que en la red se pueden encontrar juegos que de un modo u otro incitan a la violencia, conseguir el objetivo es todavía más complicado. 

La atención que le dediquen los padres a los jóvenes puede ayudar a que tomen conciencia de que aunque a su alrededor todo sea violencia, no es lo normal y mucho menos se deben justificar ese tipo de acciones. 

Cómo tratar el tema de la violencia con los jóvenes

No hay fórmula mágica que explique la manera de hablar con ellos sobre la violencia. Ya que cada joven es diferente al otro y tiene distinta forma de reaccionar. 

En cuanto surge algún roce porque uno le ha faltado el respeto al otro, o se gaste una broma que sea demasiado pesada, es importante parar la situación e iniciar un dialogo para intentar encontrar una solución al problema. 

Pero si la sociedad es la primera que fomenta la intolerancia, el insulto y la violencia, entonces cualquier intento que se haga por cambiar las cosas será de valde.

Lo único que puede valer es dar ejemplo

Hay una cosa que siempre suele funcionar y es enseñar a través del ejemplo, hay que matizar algo no es ponerse a uno mismo como ejemplo, sino demostrar con actos que realmente se hace lo que se le está transmitiendo al niño. Y  dedicarse delante de ellos a juzgar, discriminar, insultar o criticar al otro no es lo apropiado porque el único responsable de la reacción que más adelante tenga el joven será el adulto o el padre que así se lo haya inculcado. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jóvenes

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: