Solemos pensar que la SORDERA es algo que solo afecta a las personas mayores. Es lógico puesto que a medida que pasan los años perdemos calidad auditiva.

Si las personas han sufrido alguna infección en los oídos más de una vez en su vida, como es el caso de la “OTITIS”, las posibilidades de pérdida auditiva aumentan.

Lo realmente preocupante es que cada vez es más frecuente encontrar gente joven que padece sordera.

La culpa principalmente es de los reproductores portátiles de audio y del elevado sonido en las discotecas.

La pérdida de audición no se toma como un problema serio, y esto es un error enorme, puesto que es algo que afecta a un índice elevado de la población, junto con enfermedades como la hipertensión o la artrosis.

Los otorrinos han dado la voz de alarma al darse cuenta de que la edad de los pacientes que trataban disminuía con el paso del tiempo. Lo normal es que las personas que empiecen teniendo problemas auditivos tengan unos 60 años, y se está comprobando que jóvenes entre 20 y 30 años sufren estos problemas.

Las consecuencias, entre otras, es la proliferación de personas que con tan solo 40 años necesitan un audífono.

Nuestro oído está preparado para oír ruidos inferiores a 85 decibelios y en discotecas y conciertos se superan los 130. Algunos reproductores que podemos encontrar en cualquier tienda de electrónica llegan a los 140 decibelios.

Para evitar esto, los expertos han dado algunos consejos para no perder audición desde edades tan tempranas.

Es recomendable no hacer uso más de una hora de los reproductores musicales, y es aconsejable utilizar auriculares grandes (no usar auriculares de los que se introducen en la oreja).

El OÍDO tras una exposición elevada de ruido tarda de dos a tres días en recuperar su normalidad.

Es importante resaltar que una persona de 80 años que vive en un país con menos ruido y menos desarrollado tiene la misma calidad auditiva que un habitante de 20 años de una gran ciudad.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: