fotografia

El cordero lechal hay que comerlo al terminar la primavera que es la época del año cuando las ovejas comen los mejores pastos y sus crías ofrecen un delicioso y tierno sabor. Durante el mes de junio se celebran en Aranda de Duero las XVI Jornadas del Lechazo. El cordero lechal cuenta con Indicación Geográfica Protegida (IGP) por el Consejo Regulador del Lechazo de Castilla y León. Son corderos de 22 días con un peso que va de 4 a 8 kilos y son de las razas Castellana, Ojalada y Churra.

fotografia

fotografia

Se asan en hornos de leña muy lentamente durante 3 o 4 horas y se sirven directamente recién hechos saliendo del fuego pues nunca se permite que se recalienten. Los asadores de Aranda del Duero son los que más fama tienen, no obstante, hay muchos  asadores por toda Cartilla y León donde se puede degustar el cordero lechal asado. La veteranía y experiencia que los cocinero castellanos tienen en preparar estos asados nos permite degustar un excelente plato con un sabor que en otros lugares no se suele dar igual.

fotografia

Los platos de asados van acompañados por los excelentes vinos Rivera del Duero como no podía ser de otra manera, así como la ensalada verde refrescante que ayuda a degustar el rico sabor del cordero asado a la leña, un sabor que el visitante le va a costar olvidar por mucho tiempo que pase por lo que soñará con regresar el próximo años cuando las Jornadas Gastrónómicas se vuelvan a celebrar.

Los asadores que participan en las Jornadas Gastronócas son: Asador Casa Florencio, Asador Mesón El Roble, Mesón de la Villa, Asador el Lagar de Isilla, Asador Montermoso, Restaurante Aitana, Asador el Ciprés, Mesón el Pastor y El 51 del Sol.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: