Su trayectoria como periodista es larga, pero entró en todas las casas con su programa "El Loco de la Colina" y se hizo muy popular tanto en España como en países de Latinoamérica. Desde entonces, muchos son los programas que ha realizado en distintas cadenas de televisión, siempre con el mismo éxito que va tras de él allí donde vaya. Sus programas tienen gran cantidad de seguidores fieles al estilo inconfundible de este genial periodista que con sus preguntas agudas y certeras sabe sacar al entrevistado, respuestas muchas veces inesperadas.

 

fotografia

Es audáz, cercano y seductor. Defensor de causas perdidas. Se nota que ha vivido mucho aunque sus preguntas algunas veces parezcan inocentes. Ha entrevistado a gentes de todo tipo y algunas veces sus preguntas a quemarropa desconciertan tanto al entrevistado como al espectador, pero siempre tienen un sentido, transformar la entrevista en un espectáculo. Los silencios de Quintero no son silencios, son preámbulo de un dardo certero que busca la respuesta sincera por sorpresa.

 

fotografia

Sus programas sobre el asesinato de los marqueses de Urquijo, sus visitas a las cárceles en "Cuerda de presos" con entrevistas a delincuentes, son documentos que sin duda tienen un alto valor tanto social como periodístico de mucha importancia. Por ello ha sido galardonado con gran número de premios, entre ellos tres Ondas. Quintero aportó un nuevo estilo que ha creado escuela, no obstante nadie ha sabido emularlo, su voz. su rostro y su forma de decir son inimitables.

 

fotografia

Su estilo inconfundible ya forma parte de la historia de la comunicación de España. Ha sabido entrar en cada casa como un familiar más, para reprender a veces, otras para estimular en la dura lucha diaria, pero siempre convincente para decirnos cálidamente las verdades del barquero. Ahora regresa nuevamente a Canal Sur 2, con "El Loco soy yo", un programa de entrevistas a personajes anónimos que contarán sus vidas. Quiere apostar por desconocidos. Seguramente piensa que famosos ya hay demasiados y que además estos ya aprendieron a mentir y los nuevos, los desconocidos, son como agua fresca, historias humanas de cada día que nos trae para que sean ellos los protagonistas.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: