Equipos de trabajo ministeriales: introducción al modelo de Jesús

Los evangelios describen la manera en la que Jesucristo formó, entrenó y consolidó un equipo de trabajo ministerial que solamente unos cuantos días después de su partida, diera inicio con éxito al cristianismo que sería central en la formación de la cultura occidental que hoy tenemos.

En aproximadamente tres años, Jesús estableció un sólido equipo de trabajo cuyo núcleo era conformado por el grupo de los Doce. Alrededor de este núcleo se encontraba el Grupo de los Setenta, que junto con un tercer grupo de 38 seguidores constituyeron el grupo de 120 personas del Aposento Alto (los Doce son parte de estos). En tan corto tiempo, Jesucristo formó este equipo de alto rendimiento. Esta aportación es la primera entrega de este tema.

Jesucristo formó su equipo de trabajo con la finalidad de darle continuidad al proyecto de salvación de las personas. El mismo declaró que vino a “dar vida, y vida en abundancia” (Juan 10:10) y “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, no se pierda más tenga vida eterna” (Juan 3:16), por lo que la razón de su venida es dar vida de calidad, con pleno desarrollo y eterna a los que creen en El.

Definiciones básicas de equipos de trabajo ministeriales

Definición de equipo de trabajo:

Un equipo de trabajo (teamwork) es una unidad de dos o más personas que aportando sus diferentes habilidades y conocimientos, apoyándose e interactuando entre sí para producir sinergias, trabajan para alcanzar objetivos o metas que den ganancias a toda la organización.

Definición de equipo de trabajo ministerial:

Es una unidad de dos o más creyentes que, siendo llamados y equipados por Dios, aportan sus diferentes dones espirituales, habilidades y conocimientos, dados por Dios a través de su Espíritu Santo y certificados por Jesús, apoyándose e interactuando entre sí (bajo la guía y el poder del Espíritu Santo) trabajan para “la edificación del cuerpo de Cristo, a fin de que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”. Juan 17:20-21; 15:16; Lucas 6:12-13; Efesios 4:11-16

De la definición anterior, estamos seguros que Dios nos ha llamado para servir en su obra. Hay un trabajo específico para cada creyente, según los dones y habilidades que Dios le ha dado. Y esos dones y habilidades son dados para edificar, para ayudar al crecimiento de nuestros hermanos en la fe, para dar gloria a Dios. En la medida que utilizamos los dones, crecemos en fe. Los dones, que nos son dados para edificar, funcionan mejor cuando operan en conjunto con los otros dones, es decir, cuando se trabaja en equipos ministeriales. Esperamos que descubras tus dones, que los pongas a trabajar en unidad con los demás hermanos en la fe.

Plan maestro del modelo de formación de equipos de trabajo ministeriales

De entrada, es necesario echar un vistazo al plan maestro que Jesús diseñó e implementó para formar su equipo de trabajo. De esta manera tendremos la foto completa que nos permitirá conocer en rasgos generales el contenido y sentido del plan, y además tendrá la función de ser guía para no perdernos durante el desarrollo del tema. La mejor manera de hacer esto, es ver el plan de formación de equipo de trabajo de Jesucristo en orden cronológico, porque apreciaremos el cronograma y haremos un viaje en el tiempo donde conoceremos las personas, eventos, circunstancias y otros factores, que darán calor humano y nos permitirán comprender en su más hondo significado el enorme esfuerzo implicado en la integración del equipo de trabajo más exitoso de todos los tiempos:

1.- La familia, primera influencia en los formadores de equipos (Mt 1&2; Lc 1&2;Jn 1:1-18)

2.- Primeros contactos de Jesús con los futuros integrantes de su equipo (Mt 3:1-4:12; 14:1-5; Mr 1:1-14; 6:17-20; Lc 3:1-4:15; Jn 1:19-4:44)

3.- Etapa de selección de candidatos, con coaching vivencial (Mt 4:18-25; 8:1-4,14-17; 9:1-17; 10:2-4; 12:1-21; Mr 1:16-3:19; Lc 4:31-6:16; Jn 5:1-47)

4.- Entrenamiento formal, incluido prácticas, enfocado principalmente en los Doce (Mt 5:1-7:29; 8:5-13, 18-34; 9:18-38; 10:1,5-42; 11:1-30; 12:22-13:58; 14:6-21; Mr 3:20-6:44; Lc 6:17-9:9; 13:18-21)

5.- Jesús enseña a sus discípulos sobre Plan Estratégico, enfoque en la misión, objetivos y valores, análisis FODA (Mt.14:13-18:11; 18:15-35; 8:19-22; Mr.6:30-9:50; Lc.9:10-10:24; Jn.6:1-10:21)

6.- Jesús se acerca al cumplimiento de uno de sus proyectos: morir y resucitar por todos. Con sus seguidores, da seguimiento al plan de acción trazado y evalúa el grado de cumplimiento de los objetivos. (Mt. 6:9-13; 18:12-14;19:1-20:34;21:1-11;23:37-39;Mr.10:1-11:11;Lc.10:25-19:44;Jn.10:22-12:19)

7.- Jesús es fiel al plan de trabajo de su equipo a pesar de las dificultades. Sabe que navega en aguas peligrosas, pero se enfrenta con valentía a los obstáculos junto con su equipo. Al mismo tiempo, se enfoca en los Doce, para comunicarles principios valiosos e íntimos de liderazgo. Jesús estrecha al máximo la comunicación y relación con su equipo de trabajo. La oposición sacerdotal llega a su grado máximo (Mt. 21:12-26:46; Mr. 11:12-14:26;32.42;Lc. 19:45-22:46; Jn. 12:20-17:26)

8.- Jesús y su equipo hacen lo necesario para sobrevivir y sentar las bases del crecimiento de la organización (Mt. 26:47-28:20; Mr. 14:43-16:18; Lc. 22:47-24:53; Jn. 18:1-21:25)

En los siguientes aportes de este tema, se tratarán en forma detallada cada uno de estos ocho pasos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: