Jefefobia

La sociedad se estructura  según las ideas, necesidades y costumbres que tienen las personas que la forman.

Por lo que convierten al trabajo como la primera necesidad que tienen para poder sobrevivir. Y de este modo poder mantenerse sus familias y ellos.

Los padres, inculcan a sus hijos desde que son pequeños, la necesidad de que cuando sean mayores intenten conseguir un trabajo que les satisfaga y con el que sean capaces de crecer como personas y de poner al servicio de los demás todos los conocimientos y aptitudes que sean necesarias, para el correcto desarrollo de su labor.

La adaptación de las personas

Por regla general, la mayor parte de las personas se adaptan bien a su puesto de trabajo, ya sea en una empresa pública o privada.

Son las que aceptan de buen grado la imposición de órdenes y normas. Los que son dependientes y crean esa relación con el trabajo, nunca se quejan ni protestan y siempre están dispuestos a cumplir, con todo lo que se les impone.

Al otro lado, se encuentran aquellas personas  que no aceptan de tan buen grado el tener que acatar y estar al servicio de las normas, no tienen esa necesidad de depender de nadie.

Jefefobia

En realidad la palabra no existe como tal.

Si no que se refiere a todas esas personas que les gusta ser independientes, establecer su propio horario de trabajo y que no desean aceptar órdenes de nadie. Les gusta disponer de su tiempo sin tener que dar explicaciones a nadie, absolutamente a nadie. Sonn el tipo de personas que padecen la llamada jefefobia.

La jefefobia no es mala

Tampoco se trata de un concepto malo o negativo. Más bien se refiere a personas emprendedoras y arriesgadas que quieren salir adelante por sus propios medios.

Quieren tener la seguridad de no depender de nadie, de ser responsable de sus acciones. Lo que a la larga las define como personas fuertes de carácter.


 



Jefefobia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: