Hace pocos días se entregaron en Nueva York las Medallas de Oro del Instituto Reina Sofía con la presencia del expresidente de Estados Unidos Bill Clinton como invitado especial. Fueron galardonados el fotógrafo peruano Mario Testino, el cocinero Ferrán Adriá y Javier Bardem. La sorprendente polémica surgió cuando llegaron los agradecimientos. Delante de la presencia de la reina, Bardem se atrevió a decir; "Agradezco a la reina de España este reconocimiento más allá de mi conocida opinión sobre la monarquía. Vamos que si por mi fuera, no existiríais".

 

fotografia

Puede ser que muchos españoles estén de acuerdo con las ideas de Bardem, pero todas las críticas coinciden que en vez de ir a recibir el galardón, debería haber renunciado por escrito a la medalla y su comportamiento hubiese sido más elegante. Javier Bardem no goza de muchas simpatías en la prensa española dado su poca o ninguna colaboración y este acto de chulería gratuíta le pone una vez más en el disparadero de las críticas.

 

fotografia

fotografia

Quien demostró el saber estar y un perfecto dominio de las tablas fue Doña Sofía que recibió las palabras de Bardem con la mejor de sus sonrisas. Lo cortás no quita lo valiente y el actor escojió el peor momento para su alegato en favor de la república, y aunque sus ideas son conocidas y aplaudidas por muchos españoles que son de la misma opinión, las críticas apuntan a que este no era el momento de atacar a una dama y menos a la reina de España.

 

fotografia

Javier Bardem acudió a la gala saltándose la etiqueta correspondiente al acto, vestido de forma informal y sin corbata. Después del alegato a sus ideas republicanas manifestó que aceptaba el galardón como respeto al compromiso de la institución con la cultura española pero sobre todo por su gente "que pide ahora un país mejor". En este acto también recibió Óscar de la Renta la banda de la Gran Orden del Mérito Civil, que en febrero le concedió el rey Juan Carlos. El diseñador es también presidente del instituto que lleva el nombre de Doña Sofía.

 

fotografia

Finalmente, Bardem dedicó su premio "a la gente que arriesga por venir a Estados Unidos. Ellos son los que promueven nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra cocina". La actutúd del actor entre chulezca y de mala educación, la tachan de populachismo en algunos medios que sorprendidos de su proceder reiteran que no se comprende como asistió a este acto de la reina, cuando sus ideas son contrarias a la monarquía. Renunciar es más elegante.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: